x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscar ...
Batalha

Nuestra siguiente visita en el programa la hacemos a la villa portuguesa de Batalha, donde se ubica el Monasterio de Santa María de la Victoria, a cuya sombra nació y creció la población.

Sucedió en 1385 en los alrededores de la villa de Aljubarrota, cercana a la actual Batalha. Habiendo fallecido el rey Fernando I de Portugal, correspondería el trono a su hija Beatriz casada con el rey Juan I de Castilla, lo que hubiera significado la anexión de Portugal por Castilla, cosa que no gustaba a la nobleza lusitana. Por ello propusieron la proclamación como rey del hermano bastardo de Fernando I y maestre de la Orden de Avis, Juan, quien sería aclamado en Coimbra como Juan I de Portugal.

No conforme el rey castellano marchó con un ejército de 31.000 hombres. Los portugueses, muy inferiores en número supieron plantear la batalla en el terreno que más les favorecía y con la ayuda de los arqueros ingleses derrotaron a los castellanos en la conocida como batalla de Aljubarrota, consolidando la entronización de Juan I de Portugal, primer rey de la dinastía de Avis.

Agradecido por la ayuda divina, Juan I de Portugal ordenó levantar el Monasterio de Santa María de la Victoria, auténtica joya del gótico tardío y el manuelino, con profusión de frontones, capiteles, pináculos y contrafuertes. El monasterio está catalogado como patrimonio mundial por la UNESCO. Tardó dos siglos en ser construido, iniciándose las obras en 1386 y terminando en 1517. Dirigieron las obras sucesivamente Afonso Domingues, Huguet, Fernão de Évora y Juan de Castillo. La iglesia destaca por su sobriedad y por la altura de sus bóvedas. El presbiterio está decorado con vidrieras de época manuelina (s. XVI) con escenas de las vidas de la Virgen y de Cristo. La capilla del Fundador, con ventanas de estilo flamígero, alberga las tumbas de Juan I y su esposa, Felipa de Lancaster. La construcción se interrumpió en 1517 cundo el rey Manuel I, decidió invertir en la construcción del Monasterio de los Jerónimos de Lisboa.

Dentro del Monasterio pudimos asistir al cambio de guardia del monumento al soldado desconocido y terminamos visitando las Capillas Imperfectas, el sueño de Eduardo I de Avis. Sus pilares inacabados separan siete capillas radiales que dan a la rotonda octogonal, cuya portada presenta una decoración manuelina excepcionalmente recargada.

Imagen propia: Monasterio de Santa María de la Victoria y monumento ecuestre al Condestable D. Nuno Alvares Pereira.

024
Última foto del fotolog de violemivi
A violemivi le gusta esto · El 16/01/2018 a las 10:32

Última foto del fotolog de parori1965
parori1965 · El 16/01/2018 a las 12:33

Hola Fernan
Me encantan estos recuerdos de la Historia que nos dejaron joyas, como la derrota de Castilla en Aljubarrota, que condujo a la construcción de este hermosísimo monasterio.
Espero que sigas ofreciendonos estos hermosos relatos.
Un abrazo

Última foto del fotolog de mebarak1981
mebarak1981 · El 16/01/2018 a las 15:22

¿Qué pasa, que en Portugal llaman santuario o monasterio a todo? A mí me da la impresión de que son catedrales.
Me ha recordado un pelín a la de Sevilla y a la de Mallorca.

Te he dejado comentarios desde el día 12.

Última foto del fotolog de Joaki-007
Joaki-007 · El 16/01/2018 a las 21:51

Interesante Historia sobre la Historia ...

Datos muy interesantes .

Un placer pasar por aqui siempre.

abrazos amigo.

Última foto del fotolog de maravillas10
A maravillas10 le gusta esto · El 17/01/2018 a las 01:15

Última foto del fotolog de maravillas10
maravillas10 · El 17/01/2018 a las 01:19

Fantástico el Monasterio de la Victoria de Batalha. Los edificios portugueses de este tipo son de una belleza increíble. Este estilo manuelino tan típicamente de allí es toda una joya.

Y siempre en pos de la unión de la península ibérica, algo tan natural, al revés de lo que está pasando ahora. No se quieren dar cuenta de que juntos somos más fuertes.

Un abrazo y muy feliz descanso.