x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscar ...
Cartagena 1936/9 Guerra Civil (1)

Imagen: Marinería del Acorozado Jaime I. ( de internet )

El 18 de Julio de 1936, el ejército de África inicia un levantamiento contra la República, que desencadena una terrible guerra civil. Cartagena por su condición de base naval del Mediterráneo es plaza decisiva en las primeras horas del levantamiento.

Sospechando que la oficialidad podría secundar a los sublevados, el día 19 de Julio de 1936, la marinería se apodera de las unidades navales, deteniendo a jefes y oficiales, a los que se daría muerte. El día 20 la multitud penetra en el Arsenal, quedando el teniente de navío Antonio Ruiz como comandante jefe de la Base Naval de Cartagena. Las Base Aérea de San Javier es cercada por trescientos hombres al mando del comandante Ortiz, sometiendo a treinta y un oficiales. De esta forma se asegura la fidelidad de Cartagena a la República.

Masas radicales e incontroladas se adueñan de la calle. Así el 25 de Julio entran a saco en las iglesias, destruyendo todo el rico patrimonio artístico, principalmente escultórico de las mismas. Además de militares son asesinados gran número de civiles y religiosos entre los que están el ex-alcalde Alfonso Torres o el arcipreste Pedro Gambín Pérez con causa de canonización en curso.

El día 25 de Octubre, son embarcadas en el puerto con destino a Odessa, 7.800 cajas conteniendo 510 toneladas de oro, procedente de las reservas del Banco de España, con el propósito de comprar armamento a la URSS.

Por su condición de base naval, Cartagena sería ferozmente bombardeada por la aviación. El 25 de Noviembre de 1936 la Legión Cóndor bombardea la ciudad durante cuatro interminables horas. Todo el que puede abandona la ciudad para instalarse en los campos. En la ciudad se construyen refugios, bien horadando los montes, bien en búnkers de hormigón.

001