x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscar ...
De las cartas a los emoticonos

“Cartas,relaciones,cartas/ tarjetas postales,sueños/ fragmentos de la ternura/ proyectados en el cielo/ lanzados de sangre a sangre/ y de deseo a deseo” (Miguel Hernández)

“Querido hijo: Espero que al recibo de la presente te encuentres bien de salud. Tu padre y yo bien, gracias a Dios. Como te anunciaba en mi última carta tu hermana Emilia, se habla con un mozo de ………………”

En cierta ocasión un amigo mío, Agustín, marinero al servicio de la mercante, que tocaba puertos de los cinco continentes, dado que apenas dominaba la escritura, me pidió que le escribiera unas cartas para una novia que tenía en Canarias. Y así recogiendo las pocas ideas que mi amigo me daba, las desarrollaba, les daba forma y las redactaba con un fondo dulce y amoroso, que cautivó a la chica.

Hasta la segunda mitad del siglo XX, la comunicación personal entre quienes se encontraban distanciados físicamente, se limitaba en la práctica a la correspondencia epistolar. En tiempos antiguos, el hombre se comunicaba con sus vecinos por medios acústicos como cuernos, caracolas o campanas, por señales visuales como el humo o las banderas de color. El papel surge en la cultura china, que ya fue capaz de establecer un sistema de correo avanzado. El emperador Augusto, estableció en Roma el “Cursus públicus” un correo de uso oficial. Igualmente la mensajería con palomas, resultó tan eficiente que fue utilizada durante siglos. En realidad los servicios de correos estatales a disposición de la ciudadanía, tal como los conocemos, no llegan hasta el siglo XIX, favorecidos por el desarrollo del ferrocarril.

Fue entonces cuando noticias, ideas, sentimientos, amores y desamores circularon a través de millones y millones de cartas por todo el mundo.

Le perdí la pista a mi amigo Agustín. No sé si terminaría emparejado con aquella novia de Canarias o acabaría retenido en brazos de otro amor en un puerto de las antípodas.

Pero llegó el teléfono y del “¡Escríbeme!” se pasó al “¡Llámame!”.Y llegaron las nuevas tecnologías que acabaron totalmente con estas formas de comunicación reemplazadas por los “WhatsApp” y los “emoticonos”. La consecuencia negativa, es que hoy muchos de nuestros jóvenes apenas saben escribir. Y ya no son rudos marineros que no fueron a la escuela, sino ingenieros de caminos titulados.

Imagen: de internet

Texto literario: 3 de 5

021
Última foto del fotolog de violemivi
A violemivi le gusta esto · El 10/06/2015 a las 11:08

Última foto del fotolog de violemivi
violemivi · El 10/06/2015 a las 11:08

Muy cierto todo amigo @corremundos

Un saludo!!!

Foto de User 9177894
A User 9177894 le gusta esto · El 15/06/2015 a las 17:10