x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscar ...
Edith Stein (1)

Edith Stein es una de las grandes figuras femeninas del siglo XX. Nacida en el seno de una familia judía el día del Yom Kipur de 1891, en la ciudad alemana de Breslavia (hoy Wrocław-Polonia), pronto se revelaría como una joven llena de inquietudes.

En 1910 ingresa en la Universidad de Breslau, donde inicia sus estudios de Filosofía. Atraída por la fenomenología en 1913 se traslada a la Universidad de Gotinga, de donde es profesor el filósofo Edmund Husserl, de quien se convierte en discípula, doctorándose en la Universidad de Friburgo.

Trabaja de manera incansable, publicando numerosas obras. Cabría destacar entre ellas su "Introducción a la Filosofía", donde establece una diferencia fundamental entre los problemas de la naturaleza y los problemas de la subjetividad y formula una antropología propiamente dicha resaltando las características del hombre como la libertad, la conciencia, y la capacidad reflexiva.

La posición crítica de Edith respecto al desarrollo de la doctrina de Husserl por una línea que fue denominada de "idealismo trascendental" favoreció su aproximación a la perspectiva de la Escolástica. Conoce a otro fenomenólogo, Max Scheler, quien despierta su necesidad religiosa. Ella misma dice: "El mundo de la fe se me abría de improviso delante".

Fue en el verano de 1921, cuando Edith leyó, en una sola noche, el “Libro de la vida “ de Santa Teresa de Ávila. Al cerrar el libro, con las primeras luces del alba, tuvo que confesarse a sí misma: "¡Esta es la Verdad!".

En enero de 1922, Edith fue bautizada. Estudia entonces las obras de Santo Tomás de Aquino y del Beato Duns Escoto. Posteriormente escribirá "Ser Finito y Ser eterno" en la que desarrollará toda una metafísica inspirada en la filosofía de Santo Tomás y la fenomenología de Husserl.
En 1933 con la llegada de Hitler al poder, se promulgaron las leyes de discriminación racial y Edith que ejercía de profesora en la Academia Pedagógica de Münster, hubo de abandonar la enseñanza.

000