x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscar ...
Muhammad Yunus: Trabajar por la paz es posible

Muhammad Yunus, economista nacido en Bangladesh en 1940 y más conocido como el banquero de los pobres, es director de los Programas Económicos Rurales de la Universidad de Chittagong, la segunda ciudad en importancia de Bangladesh, que pone en marcha un proyecto que estudia la posibilidad de hacer llegar hasta los sectores más pobres de la población un servicio bancario denominado "Grameen Bamk Proyect" bajo la forma de créditos de autoyuda de muy bajo monto, reembolsables en micro pagos semanales a través del producto del propio trabajo.

La propuesta que es un verdadero reto, procura ayudarles a iniciarse en prácticas de autoemepleo adquiriendo el herramental necesartio e imprescindible para ejercer por cuenta propia distintos oficios, mejorando su situación y escapando de prácticas abusivas por partes de prestamistas o de la mendicidad como destino obligado.

En especial se tiene en cuenta la situación de mayor desventaja en que se encuentran las mujeres en estas condiciones.

Luego de constatar el éxito de esta política de préstamos, durante tres años con los habitantes de los asentamientos cercanos a Chittagong y con el aporte inicial de fondos del Banco Central y algunos bancos comerciales, el servicio se extiende al distrito de Tangail al norte de Daka, la capital. El proyecto ya en marcha con resultados más que satisfactorios y con una tasa de impagos prácticamente nula,posibilita su consolidación con donaciones y nuevos aportes expandiendo sus servicios conocidos como microcreditos bajo el formato de un banco legalmente constituido a partir de octubre de 1983. En un 90% las acciones de la institución quedan en manos de decenas de miles de sus propios beneficiarios.

Las operaciones bancarias se desarrollan veinte años más tarde a través de más de 1.000 oficinas que cubren 36.000 localidades de Bangladesh atendiendo las necesidades de 2.000.000 de personas de muy escasos recursos.

Mohammed Yunus recibió el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia en

000