x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscar ...
La Hechicera

El sol del mediodía brilla con fuerza en el cielo diáfano, en el que se recortan, a lo lejos los picos nevados sobre las verdes colinas del valle. Atada de pies y manos al poste donde minutos más tarde será quemada viva, la muchacha vuelve sus ojos al cielo. Una brisa tibia acaricia su rostro. Ella cierra los ojos e inhala suavemente el intenso perfume de la primavera. Al abrirlos el reencuentro con la realidad es cruel. La multitud que poco a poco fue congregándose alrededor de la hoguera, clama a viva voz por ver concretarse el siniestro espectáculo. El párroco de la capilla que es a la vez inquisidor y testigo, y fiscal y defensa se acerca empuñando su crucifijo.



-Arrepiéntete ahora, y al menos no sufrirás la condenación eterna- susurra al oído de la joven.



-No tengo de qué arrepentirme- dice, y su voz es apenas un débil murmullo- No he hecho nada malo.



El cura se aparta bruscamente de la muchacha cual si fuese el demonio mismo, y abrazado a su cruz vocifera:



-¡Irás al infierno, réproba!, mientras se apresura en encender el fuego bajo los pies de la joven.

Apenas ha salido de la adolescencia. Su rostro enjuto evidencia los maltratos sufridos en las últimas semanas. Se la ha acusado, junto a otras seis muchachas, de practicar la brujería. Ellas son las culpables de los males que desde hace un tiempo asolan a este pueblito perdido entre las montañas. Ellas embrujaron a hombres honorables y los llevaron a la perdición, produjeron abortos espontáneos en jóvenes madres, trajeron la peste al pueblo y arruinaron las cosechas. Hay quienes las han visto concurrir a los aquelarres que se celebran más allá de las montañas, donde alaban a Satán ofreciéndole cuerpo y alma. A base de torturas les han arrancado una confesión. Se declararon culpables. Entre ayer y hoy han sido quemadas vivas en la hoguera. Ella es la última.

La paja comienza a arder. De pronto, el cielo comienza a oscurecerse. Un fuerte vi

000
Acerca de
Foto de elsagirasol

elsagirasol

Mujer, 54 años

Mexico

Siguiendo
Foto de 777romeroFoto de New_mileniumFoto de PrimeralunaFoto de mario.webFoto de ForeverlovetheworldFoto de rikoynightFoto de octavalunaFoto de mana_suigintouFoto de kelimarFoto de caruchassFoto de nekitho_win
Seguidores
Foto de 1DarkEvilFoto de 777romeroFoto de caruchassFoto de conerronaldoFoto de dulce_magiaFoto de kfcspiderFoto de mana_suigintouFoto de mario.webFoto de mimassaFoto de Namine_ladydarcknessFoto de New_mileniumFoto de niko_animeFoto de persefone_999Foto de PrimeralunaFoto de sacabezaFoto de sailormarsssFoto de umaychamaliFoto de yamato_21

2021
2020
2019