x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscar ...
Estatua de Shodo Shonin en Nikko

   Nikko es una ciudad japonesa, situada a unos 130 kilómetros de Tokio. En ella existen una serie de santuarios budistas, considerados por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad. El budismo fue introducido en Nikko por el legendario monje Shodo Shonin. Dejó aquí un par de enlaces para el que quiera saber un poco más:

https://www.yomundeo.com/blog/post/19/nikko
https://aetheriatravels.com/japon-guia-para-visitar-nikko/
https://sobre-japon.com/2013/04/18/shodo-shonin-y-el-puente-de-shinkyo/

   Encontré la fotografía de modelo en una revista que no se publica en kioscos, que yo sepa; Se adquiere por librerías e Internet. Se llama Eikyo, y se dedica a divulgar aspectos de la cultura y la vida japonesa. Pertenece a una tienda en Barcelona del mismo nombre, dedicada a artículos japoneses. No soy asiduo a la revista, pero la he conseguido en un par de ocasiones.

   Para mí, es una figura atrayente. Usa como peana una roca, aparentemente intacta excepto por el espacio tallado de una inscripción, que parece de bronce, como la estatua. Por lo que he visto de otras fotos, la estatua está a un lado de lo que parece una calle o carretera asfaltada, con la estatua directamente sobre la carretera, como si la roca de soporte brotase de ella.

   Aunque lo que me atrae de la estatua es su pose, realmente.  Es un monje pero, al contrario de lo que se vería en la iconografía cristiana, no aparece orante o en actitud meditativa. Más bien parece un guardián, atento a lo que tiene frente a sí. En cierto modo, parece más (a mis ojos, claro) una figura mítica. Sería curioso saber la opinión de alguién que viviese allí, ver cómo lo interpretaría.

   El dibujo lo realicé en una libreta de tamaño cuartilla, con papel de bambú. No es particularmente mejor que cualquier otro papel, pero para dibujos con lapiz o tinta está bien.

   Me centré principalmente en la estatua, y reconozco que no me metí en más detalles. Uno que hubiera sido curioso era reproducir los kanjis de la placa, pero no se veían con claridad y no conozco el idioma japonés: podría haber salido cualquier cosa. Me dieron algo de trabajo los pliegues de su túnica y, de hecho, lo tuve parado un tiempo antes de coger confianza y completarlo. Quedé razonablemente satisfecho.

000
Deja ahora tu comentario...
ó conectate a miarroba y comenta con tu usuario
1000