x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscar ...
Tejados desde la Plaza del Marqués

  Durante este año hice un curso de formación por las mañanas, en un centro al lado de los Jardines de la Reina. Amediada la primavera, se podía ver amanecer a través de los tejados, desde la Plaza del Marqués, que está a su lado. Aproveché la circunstancia de sacar un par de fotos a primera hora de la mañana.

   (Para el visitante ocasional, despistado o bienintencionado, recordarle que estoy hablando de ubicaciones en Gijón, Asturias; ciudad natal de Jovellanos, hogar del Sporting, y con una estatua muy cuca del Rey Pelayo. Si te gusta el turismo, el fútbol y la historia, ya tienes tres puntos de interés. De nada.)

   Los edificios amarillo y verde pertenecen a dos bares-restaurante, y el rojo es un edificio administrativo del Ayuntamiento. En su parte baja hay un pasaje que comunica la Plaza del Marqués con la Plaza Mayor.

   El dibujo final es otra acuarela tamaño gnomo (10x15) y usé dos fotos, ya que en una se veían bien las nubes, pero los edificios salían oscuros, y la otra se distinguían los edificios, pero el cielo salía totalmente blanco. Problemas de hacer fotos con el enfoque automático, pero nunca tuve mucho ojo para hacerlo manual.

   Usé las fotos de modelo desde el mismo móvil, sin hacer copias de papel. Eso te ahorra dinero en impresoras, y tiene el don de la inmediatez; pero tiene el inconveniente de tocar cada poco tiempo la pantalla para que no salte la hibernación o, en su defecto, repetir el pin para volver a ver la pantalla. En fin, incómodo pero no muy molesto.
   
   Mi intención era hacer una iluminación más contrastada, pero todavía me puedo dar por satisfecho de haber hecho una segunda acuarela tres días después de la paloma, y con un tema distinto. Es un trabajo que tiene mucho de tentativo, de probar aquí y allá, aunque no se note. Una cosa que me doy cuenta con estos dibujos a acuarela es que tengo la sensación de pasar más tiempo realizando el dibujo a lápiz que el acabado a color.

000
Deja ahora tu comentario...
ó conectate a miarroba y comenta con tu usuario
1000