x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscar ...
El fotolog de maravillas10
CUENTOS DE NIÑOS

 Por lo visto, nadie se para a pensar si a los niños se les hace o no un favor contándoles la milonga de que las flores y las velas nos protegen «de los malos». Habrá quien argumente que aquel niño era demasiado pequeño como para darle otra explicación, pero me temo que, de ser mayor, también le habrían contado similar cuento de hadas. Es lo que hoy hacemos todos, intentar evitar a los niños la visión del lado más 'feo' de la vida. Hasta los cuentos clásicos han sido tuneados. El lobo ya no se come a la abuela de Caperucita, la bruja de Hansel y Gretel jamás tuvo intención de zampárselos, solo hizo la casita de chocolate para invitarlos a merendar. Hace unos meses, educadores, escritores y médicos se reunieron para examinar este fenómeno bajo el lema Maldad, perfidia y espanto en la historia de la literatura, y llegaron a una sorprendente conclusión. Mientras los niños, incluso los más pequeños, son capaces instintivamente de diferenciar el bien del mal cuando se les cuenta una historia, los adultos parecen haberse infantilizado. El niño distingue a la perfección lo uno y lo otro, mientras que los mayores se interesan por historias maniqueas en las que los buenos son buenísimos y los malos, malísimos.

(Carmen Posadas)


Montones de veces me he planteado yo si a los niños hay que dulcificarles la realidad, evitarles el lado feo de la vida, meterlos en una burbuja agradable para protegerlos de cualquier agresión externa. No sé si hay una edad a partir de la cual se debe dejar de hacer esto o es preferible que sean ellos los que lo vayan descubriendo poco a poco.

El ejemplo que pone Posadas sobre los Cuentos de Hadas es de lo más acertado. Los cuentos clásicos, sobre todo los de Perrault, suelen terminar bien. Todos, salvo el de Caperucita, que acaba con la muerte de la abuela y la nieta, que pasan a la barriga del lobo feroz. Y tiene que ser así porque se trata de un cuento de advertencia. El lobo es el hombre, el perverso que quiere engañar a las jovencitas ingenuas (no creo en ningún caso que Caperucita lo fuera tanto) y el mensaje se centra en no hablar con extraños, no aceptar sus proposiciones porque las mocitas pueden terminar en el lecho sin quererlo.

Se tuneó el final con la llegada del leñador que las rescata sanas y salvas, pero creo que mal hecho, porque el niño o la niña en este caso debe aprender a distinguir entre los malos y los buenos.

Pero qué difícil es educar a un niño... ufff. Y sin manual de instrucciones.

Besos.

 

046
Última foto del fotolog de eliocroca2
A eliocroca2 le gusta esto · El 28/04/2016 a las 22:19

Última foto del fotolog de eliocroca2
eliocroca2 · El 28/04/2016 a las 22:23

Supongo que con los niños ocurrirá como con todo, que puede y debe buscarse un término medio: ni encerrarlos en un fanal, al abrigo de cualquier vientecillo, ni tirarlos al mar para que aprendan a nadar por sí mismos. Son como esculturas modeladas en barro: nuestros dedos les irán dando forma, pero su espíritu tendrán que forjarlo personalmente, a golpe de aciertos y errores.

Última foto del fotolog de corremundos
A corremundos le gusta esto · El 29/04/2016 a las 01:22

Última foto del fotolog de corremundos
corremundos · El 29/04/2016 a las 01:26

¡Hola!

Muy interesante la reflexión final de Carmen Posadas. Antes un cuento sin malo no era cuento. Y todos sabíamos distinguir. A aplaudíamos en el cine cuando el bueno aparecía para impedir las ruindades del malo.

En fin. Como bien dices, la educación siempre es difícil. Besos.

Última foto del fotolog de Norm2442
Norm2442 · El 29/04/2016 a las 02:39

No se, estoy en duda, siempre nos han presentado de niños al malo, feo, sucio, a las brujas horribles...y sin embargo hay muchos malos bonitos que nadie piensa que son malos. El aspecto no hace al monstruo, sino no engañarían a nadie...
Y a los pequeños ... tengo 61 años y aún me acuerdo de la explicación que mi tía me dió sobre los truenos y los rayos ... nada de electricidad, velocidad de luz o sonido y todas esas paplinas, Dios nos mostraba la luz para que supiéramos que el diablo iba a hacer ruido para asustarnos... así que no teníamos que tener miedo porque después de la luz todos sabíamos que venía el ruido, y contábamos para reirnos de la frustrada maldad del diablo.
Besos preciosa y en realidad no estoy volviendo, porque nunca me voy. Te quiero mucho

Última foto del fotolog de violemivi
A violemivi le gusta esto · El 29/04/2016 a las 12:11

Última foto del fotolog de entreTrianaySevilla
A entreTrianaySevilla le gusta esto · El 29/04/2016 a las 15:48

Última foto del fotolog de entreTrianaySevilla
entreTrianaySevilla · El 29/04/2016 a las 15:49

Como todo en la vida, el punto intermedio es el mejor, los extremos nunca fueron buenos.
Espero estés bien!! Pasa buen día!!! Besos y abrazosss!!!

Última foto del fotolog de Joaki-007
Joaki-007 · El 29/04/2016 a las 16:40

Bona tarda- Buenas tardes.

Muy dificil es educar a un niño , no cabe duda y yo creo que hoy en dia más. Los niños se las saben todas y no les puedes dar gato por liebre .

Además yo estoy totalmente de acuerdo que no se les tiene que "engañar" y se les tiene que contar siempre la verdad y mostrarles lo bueno y lo malo dela vida .
Hombre...con tacto y buen hacer , claro está...

Los cuentos pueden ayudar mucho por una parte y por otra , pueden ser negativos ...
Creo yo.


Un beso .


...por cierto...vuelve a leer bien la adivinanza de hoy pues te has "comido" una letra ...

Última foto del fotolog de mebarak1981
mebarak1981 · El 30/04/2016 a las 11:52

Esto es como la madre pájara, que sabe cuándo tiene que lanzar a su cría a que aprenda a volar.
El momento justo no sé cuál es, pero yo no estoy muy de acuerdo con que a los niños se le oculten las cosas, y no sólo ocultárselas, si no mentirles, disfrazando la realidad de otra forma.
Yo pienso que los niños son muy listos, y que las cosas se les deben explicar tal y como son. Evidentemente hay que explicarles las cosas de la manera menos cruel posible, dulcificando un poco las palabras y tal, pero la verdad, siempre la verdad. Porque el día que salgan a la calle y se encuentren de frente con que todo lo que les hemos contado nosotros no es tal cual... ¿cómo se sentirá? Además, así quizás se sienta más indefenso a la hora de enfrentar las cosas. A los niños, hay que prepararlos para que cuando se vayan haciendo mayores y salgan a la calle sólos, sepan desenvolverse bien y con confianza.

Si los protegemos demasiado, quizás estemos creando seres demasiado vulnerables.