x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscar ...
El fotolog de maravillas10
EL SILLÓN
Humildes muebles míos, gastados por el uso,
que a fuerza de servirme ya conocéis mi mano;
su sello mi existencia sobre vosotros puso,
y acaso de dejaros el día está cercano.


Sois toscos como ruda ha sido mi pobreza;
a nadie serviréis como me habéis servido,
y al veros casi inútiles aumenta mi tristeza
pensar en que os aguardan el polvo y el olvido.


Y al cabo del camino de mi existencia triste
sois todo lo que tengo, humildes cosas viejas;
y tú, pobre sillón, que el más costoso fuiste,
pareces el mastín que guarda las ovejas.


Y tú, viejo sillón, de mi tristeza amigo,
que crujes al sentarme, quejándote conmigo,
si a mí gruñirme sueles sabiendo que te quiero,
¿qué harás cuando al fin dejes de ser mi compañero?


(Domingo Rivero)

No soy yo mucho de cambiar los muebles. Eso no quiere decir que me gusten los muebles viejos, pero sí que es verdad que los que nos han acompañado durante muchos años de nuestra vida están hechos a nuestra medida, a nuestro ritmo de vida e incluso a nuestro cuerpo. Como puede ser el caso de un sillón, tal y como dice el poeta en estos versos. El viejo sillón que es la continuación de nosotros mismos. Nuestro amigo, nuestro compañero de descanso o de lectura. Todos tenemos un sillón o una parte del sofá al que hemos ahormado convenientemente y no nos hacemos a la idea de cómo pudiera servir a otras personas. 

Esto que para nosotros es algo extraordinario es algo cotidiano y habitual en el caso de los muebles de una habitación de hotel, que hoy ocupas tú y que mañana ya serán de otra persona, como el sillón de la foto que esta mañana proyectaba las sombras de sus patas sobre la madera del suelo. Mañana formará parte de otras vidas.
Besos.

034
Última foto del fotolog de eliocroca2
A eliocroca2 le gusta esto · El 17/02/2019 a las 21:52

Última foto del fotolog de eliocroca2
eliocroca2 · El 17/02/2019 a las 21:55

Lo que pasa es que hay dos clases de muebles: los que hemos comprado con nuestro gusto, dinero y esfuerzo (y no digamos si es el propio ebanista quien se queda con ellos), y los que sirven para la ocasión, en hoteles, restaurantes, casas de amigos y familiares... Y cuando un mueble llega a ser parte de nuestra vida, no es fácil sustituirlo, y menos desecharlo.

Última foto del fotolog de Joaki-007
Joaki-007 · El 17/02/2019 a las 22:12

Buenas noches .

Muy bonita esta foto con esa sombra de las patas sobre madera .Me encanta .

A mi tampoco me gusta cambiar de muebles , la verdad .Incluso tenemos de cuando nos casamos , no te digo mas .Claro que ,tampoco iria mal cambiarlo ya , pero me da "pena".
Luego pasa que los muebles de hoy en dia ,normalmente no valen nada ...ni punto de comparacion la madera de antes, ni el gusto en hacerlos.

Espero hayais pasado un muy feliz fin de semana-

Esto de los periodicos es como las cadenas de TV mas o menos ...oyes la cadena X y nada que ver con lo que dice la Y , sobre todo en politica .
Pero yo creo que esto ha pasado siempre.

Y yo ya estoy otra vez con "cuenta atras"..faltan 4 dias ...

Besos.

Última foto del fotolog de violemivi
A violemivi le gusta esto · El 18/02/2019 a las 09:26

Última foto del fotolog de entreTrianaySevilla
A entreTrianaySevilla le gusta esto · El 18/02/2019 a las 13:27

Última foto del fotolog de entreTrianaySevilla
entreTrianaySevilla · El 18/02/2019 a las 13:28

Espero estés bien!!!!
Pasa buen lunes y que tengas una semana estupenda!!!!
Besos y abrazosss!!!

Última foto del fotolog de mebarak1981
mebarak1981 · El 22/02/2019 a las 10:26

Es que parece mentira pero a nuestras cosas, ya sean muebles o cualquier otro cachivache, se les coge cariño. Yo tampoco soy muy dada a cambiar cosas, de hecho soy bastante reacia a ello. Soy una persona a la que le cuesta aceptar los cambios. Al final me acostumbro y me aguanto, pero reconozco que es algo que no llevo demasiado bien.

Con mi piso por ejemplo, lo decoré en su momento de una manera, y así ha estado durante los 8 años que he estado viviendo allí. Y de hecho, así volverá a estar el día que vuelva, porque mis inquilinos han pintado paredes (cosa que al principio yo no quería pero al final accedí), cambiado muebles de sitio, pero yo el día que vuelva, volverá a estar todo como estaba conmigo.

Y sí, en casa cada uno tiene su sillón o su lado del sofá asignado. Es algo que no se hace conscientemente, simplemente se acostumbra uno o una a un sitio, y por costumbre acaba convirtiéndose en tu sitio.

Los muebles son los compañeros y testigos de nuestro día a día.