x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscar ...
El fotolog de maravillas10
RECUERDOS NAVIDEÑOS

Hubo unas Navidades en las que mi padre hizo un nacimiento en tres cajones de madera con luces de colores. Le costó varías tardes construirlo y creo que ganó algún premio. Me quedaba horas contemplándolo, jugando con las figuras y suspirando por la llegada de los Reyes Magos. Cuando era muy pequeño, tal vez tenía cuatro o cinco años, se me acercó el rey Gaspar y me empezó a hablar con familiaridad. Yo estaba asustado, paralizado por la impresión. Años después, me enteré de que era mi padre con una gran barba postiza.

Cuando ya tenía ocho o nueve años, tenía que asistir como monaguillo a la Misa del Gallo y las ceremonias religiosas, que eran en latín. Nos gratificaban después en un salón parroquial con chocolate con churros y bollos de canela, que hoy surten el mismo efecto que la magdalena proustiana.

También tengo que evocar el placer de calentarse las manos con las castañas asadas, que vendían en un carro ambulante frente al cine Novedades. Creo que media docena costaba una peseta, con la que yo podía comprar diez sobres con cromos de futbolistas. Todo aquello me parece hoy más real que el ruido que me rodea, vana espuma de los días que se desvanece mientras me sumerjo en las aguas profundas del pasado.

(Pedro Cuartango)


No hay nada que despierte más los recuerdos de la infancia que la Navidad. Los nacimientos de aquella época, la llegada de los Reyes Magos, el frío que se pasaba en la Cabalgata y la prisa que nos dábamos en llegar corriendo a casa no fuera que nos adelantaran y pasaran de largo.

Yo nunca fui a la Misa del Gallo, pero sí que recuerdo el Belén que ponía mi madre, en la parte de abajo del mueble del salón, con figuras de barro muy bonitas y todo bien rodeado de espumillón de colores.

Hace unos años, en una mudanza apareció la caja de estas figuritas, algunas sin brazos, con la cabeza suelta después de haber dormido el sueño de los justos en una caja del trastero. Pero tuvieron una segunda oportunidad. Previamente restauradas con mimo y todo la precisión de unas manos de artista, están ahora en el mío, transformadas y repintadas al lado de otras mucho más valiosas traídas de Nápoles... gracias, cariño.

Esta escena es del Nacimiento de Las Isabeles, un convento salmantino. Nos llamó la atención por la presencia de un nido con una cigüeña en lo alto de un árbol. Tomamos nota para otro año...

Besos.

025
Última foto del fotolog de eliocroca2
A eliocroca2 le gusta esto · El 11/12/2016 a las 22:08

Última foto del fotolog de eliocroca2
eliocroca2 · El 11/12/2016 a las 22:14

Las Navidades de mis primeros años, allá, en Eliocroca, son uno de mis recuerdos más gratificantes. Allí, en aquella época, no solía haber cabalgata de Reyes, pero tampoco hacía falta. Ni siquiera teníamos la variedad de productos de que disponemos hoy; mi madre hacía los dulces, y celebrábamos todo en familia. Íbamos a la misa del gallo, que a mí me encantaba, y mi única frustración era que no me dejaban poner el belén, por si acaso. Una asignatura pendiente, que hoy revalido cada año, con toda ilusión.

Última foto del fotolog de violemivi
A violemivi le gusta esto · El 12/12/2016 a las 10:18

Última foto del fotolog de corremundos
corremundos · El 12/12/2016 a las 10:46

¡Hola!

Primeramente agradecerte el enlace para el artículo de Carmen Posadas. Ya lo tengo completo.
En esto de los belenes hay verdaderos artistas. En Murcia capital ponen cada año un mercadillo de artesanos de belenes en el Pº Alfonso X, y acuden gentes interesadas de la región y provincias limítrofes a comprar piezas. No se si esas figuras napolitanas a las que aludes serán parecidas a lo que en Murcia es el estilo del belén de Salzillo, que es de inspiración napolitana.

Saludos.

Última foto del fotolog de Joaki-007
Joaki-007 · El 12/12/2016 a las 16:31

Buenassssss....

Pues si, las Navidades nos traen , a los que tenemos ya unos años sobre todo, muchos recuerdos.

Todo era tan diferente ...tambien hay que pensar que en aquellos tiempos pocas cosas teníamos y la Navidad nos alegraba con el Nacimiento y las luces , lu música y el pollo...porque , durante el año poco pollo se tomaba por no decir nada , pero en Navidad no faltaba un buen pollo.

Y embutidos..yo recuerdo cuando era pequeño que era el "encargado" de prepararlos...

Tambien recuerdo el Belén que hacia mi hermano en casa .Impresionante ...y venian de su colegio (estudió en los Jesuitas) para verlo e incluso creo que ganó algun premio....

En fin...són recuerdos...ahora ...todo es diferente pero es lo que nos toca vivir , tampoco vamos a despreciarlo,claro.

Besos.En 10 dias , la Loteria ...

Última foto del fotolog de mebarak1981
mebarak1981 · El 13/12/2016 a las 21:29

Bueno, a mí me gustaba mucho más la Navidad cuando era pequeña, la verdad... se vivía de otra manera. Esa intriguilla que teníamos porque llegara el día de Reyes, a ver si te traían lo que habías pedido, y ya no sólo en casa, después tocaba ir a casa de mis abuelos, donde había algún que otro detallito y luego a Sevilla a casa de mi otra abuela.

Y ya no sólo de esas cosas, si no las Nochebuenas y Nocheviejas en casa de mi abuela con toda la gente que éramos entonces. Algunos ya no están, como es lógico y es ley de vida. Ya hace muchos años que se hace en casa de mis padres... y bueno, unos se van pero otros vienen. Las nuevas generaciones. Y qué quieres que te diga, para nosotros, tengamos los años que tengamos, los Reyes son los Reyes y nos lo tomamos muy en serio y con mucha ilusión. Nos podemos saltar otras tradiciones, pero esa es sagrada jaja

Última foto del fotolog de mebarak1981
mebarak1981 · El 13/12/2016 a las 21:31

También recuerdo que cuando más chicos éramos nosotros los que íbamos a saltar a la cama de mis padres para que se levantaran, tempranísimo, que no eran ni las ocho y ya íbamos a darle la lata ahí todos excitadísimo con querer ver los regalos... cuando pasó el tiempo, eran mis padres los que venían a nuestras habitaciones a ver si nos despertábamos ya jaja La ilusión seguía igual, pero ya no nos importaba tanto que fuese un par de horas más tarde xD