x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscar ...
El fotolog de maravillas10
VER AMANECER

Ver amanecer es una de las peores cosas que uno puede hacer por las mañanas. Por culpa de eso, mi padre, dice que una vez vio un Ovni. También puedes encontrar pareja, o perderla, porque lo que parece una buena decisión a las tres de la madrugada casi nunca lo es a las siete. A esa hora, con las calles mojadas y una melodía de escobillas del camión de la limpieza, aciertas por agotamiento, porque hay que estar muy lúcido para fracasar en la oscuridad.

Por eso nunca tomo decisiones importantes en esos aeropuertos que nunca duermen, y la gente sobrevive con luz artificial, en un eterno mediodía de Duty Free. O en los aviones durante un trayecto largo, en el que ves amanecer y anochecer sin sentido, porque pienso lo mismo que John Glenn orbitando la tierra en un cohete del tamaño de una cabina telefónica, que Dios hizo cada parte de mi cuerpo con el proveedor que le ofreció el presupuesto más barato.

(Ricardo Colmenero)


Hay personas a las que les encanta ver amanecer y a otras en cambio ver anochecer. Curiosamente no suelen ser ambas cosas a la vez, quizá por cuestión de compaginar horarios. Tampoco es lo mismo en invierno que en verano, porque si amanece a las 9 y anochece a las 6 pilla a todo el mundo en sus quehaceres. Parece que es algo más propio de los meses estivales y del periodo de vacaciones.

Pero me hace mucha gracia el enfoque que el autor le da al hecho de ver amanecer, como algo malo. Lo que sí es verdad es que las cosas se ven de otra manera en noche cerrada que de día, pero en mi opinión, para mejor. Se ven las cosas más claras, con la luz natural y un cielo azul y despejado como el que aparece de fondo en esta foto tan alegre.

Besos.

024
Última foto del fotolog de eliocroca2
A eliocroca2 le gusta esto · El 17/03/2019 a las 22:10

Última foto del fotolog de eliocroca2
eliocroca2 · El 17/03/2019 a las 22:11

Totalmente de acuerdo quienes somos personas diurnas y amantes del sol y de los cielos azules.

Última foto del fotolog de Joaki-007
Joaki-007 · El 17/03/2019 a las 22:34

Buenas noches .

Yo es que creo que hay amaneceres y hay anocheceres...depende mucho del cielo.Si hay nubes , un amanecer puede ser "aburrido" o muy bonito segun como ...y el anochecer ,pues igual.

No vimos amaneceres en el Delta del Ebro pues los fotografos que conocimos se leventaban a las 5 de la mañana para sacar fotos y aunque no nos importa madrugar...eso era demasiado.Pero anocheceres no nos perdimos uno ,casi.
Y las nubes mandaban.
Yo particularmete si puedo elegir me quedo con el anochecer ...no sé , lo encuentro mas "romantico"...el sol se vá despidiendo y poco a poco todo se nubla y la noche nos saluda .
Aunque prefiero el dia a la noche ...eso tambien es verdad .

Hoy estoy "mejor"

Besos.

Última foto del fotolog de corremundos
corremundos · El 18/03/2019 a las 00:03

¡Hola!

Está claro que este Colmenero es ave nocturna. A mi, sin embargo, me encantan los amaneceres. Contagian toda la esperanza de un nuevo día.
Me marcho de viaje. Será mi primer viaje con el IMSERSO. Ya veremos. El destino es Torremolinos.

Saludos.

Última foto del fotolog de entreTrianaySevilla
A entreTrianaySevilla le gusta esto · El 18/03/2019 a las 19:11

Última foto del fotolog de mebarak1981
mebarak1981 · El 25/03/2019 a las 10:54

Pues yo creo que una cosa no quita a la otra. Me gustan ambas cosas, el amanecer y el anochecer. El amanecer es como el pistoletazo de salida de un nuevo día y el anochecer es el cierre, como hemos hablado en otras ocasiones, de la intimidad del hogar o el momento de salir de fiesta jaja Que también puede ser.

Yo siempre he sido bastante nocturna, aunque en según qué época del año prefiero el día. Hay que aprovechar los tiempos en los que el sol no aprieta tanto para disfrutar de él.