x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscar ...
Salmos 62:5

Alma mía, en Dios solamente reposa, Porque de él es mi esperanza.

Señor, en las dificultades más profundas, ayúdame a mantener un carácter fuerte y una fe sólida para recordar lo inmenso de Tu poder, que es mayor que cualquier adversidad, y que torna posible lo que a los ojos del hombre parece inalcanzable. Amén.


Salmos 62:6: El solamente es mi roca y mi salvación. Es mi refugio, no resbalaré.

La vida puede presentarnos momentos abrumadores en los que nos atrincheramos, atormentamos y podemos sentirnos en un callejón sin salida. Pensamos que nuestra liberación, será imposible, que la victoria no es una opción para nosotros. Los problemas parecen gigantescos y nos vemos a nosotros mismos como demasiado pequeños para resolverlos. En estos momentos de crisis profunda, es cuando la duda puede también tendernos la trampa de disminuir nuestra fe y hacernos olvidar la grandeza del poder de Dios y de sus planes de bendición para cada uno de los que han decidido seguirle y servirle.


Salmos 62:7: En Dios está mi salvación y mi gloria; En Dios está mi roca fuerte, y mi refugio.

 

David paso por diferentes angustias y dificultades nos enseña a hablar con nuestra propia alma, a esperar en Dios, aunque las palabras ya no salgan de nuestros labios. A refugiarnos en la paz de la oración pero sumidos en la fe esperando, sin discutir, sin decir nada, sino en profunda reflexión desde nuestro corazón hacia los oídos del Señor en las porsiones biblicas.


Salmos 62:8: Esperad en él en todo tiempo, oh pueblos; Derramad delante de él vuestro corazón; Dios es nuestro refugio. Selah

 

Tengamos siempre presente que  Dios es nuestra esperanza; es el contenido y la fuente de toda esperanza. Todos los que esperan en Él nunca serán derrumbados. Todo aquel que confíe en Su carácter, Su palabra y Sus promesas, triunfará.

No te desesperes, espera en Dios.

«Mas tú, Jehová, eres escudo alrededor de mí; mi gloria, y el que levanta mi cabeza. Con mi voz clamé a Jehová, y él me respondió desde su monte santo. Yo me acosté y dormí, y desperté, porque Jehová me sustentaba. No temeré a diez millares de gente, que pusieren sitio contra mí.»

Salmo 3:3-6


Romanos 12:12: gozosos en la esperanza; sufridos en la tribulación; constantes en la oración;

 

 Emágenes

010
Última foto del fotolog de corremundos
A corremundos le gusta esto · El 10/12/2021 a las 19:49

Deja ahora tu comentario...
ó conectate a miarroba y comenta con tu usuario
1000