x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Acerca de
Foto de policered

policered

Hombre, 59 años

Puerto Rico

Dic/2022
LMMJVSD
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031 
ArchivoLa Justicia de Dios28/01/2023El Es Nuestra Fuerza27/01/2023Corazón y Vida25/01/2023Nuestra Fe23/01/2023En Cristo21/01/2023
El Taller del Maestro

Transformados Por Su Revelación

Es Relación

En Esencia Con Su Amor

Y nosotros hemos conocido y creído el amor que Dios tiene para con nosotros. Dios es amor; y el que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él. En esto se ha perfeccionado el amor en nosotros, para que tengamos confianza en el día del juicio; pues como él es, así somos nosotros en este mundo.

1 Juan 4:16-17

¿Cómo se produce esta transformación en su encarnación? Primero, Jesús nos permite recibir Su revelación y distinguir Su mensaje del caos de muchas voces en competencia. ¡Entonces Él nos permite convertirnos y ser participes de su revelación! Crecemos en nuestra semejanza por la misma Palabra de Dios. Un Nuevo nacimiento se efectua por la Palabra.

Respondió Jesús: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios.

S. Juan 3:5

El camino de la fe, que comienza como una relación personal con Dios, se convierte en una relación reveladora a medida que aprendemos cómo se expresa de muchas maneras. Es cierto que lo finito se hace infinito en su amor a lo que necesitamos aprender sobre la relación y la revelación en nuestra continua aventura de por vida con Dios, pero nuestro objetivo final es llegar a ser tan plenamente transformados a su imagen que podamos disfrutar su plenitud y gracia mientras vivimos en la tierra con una nueva experiencia de crecimiento y bendición.


Es un bienestar de prograsión en la integradad de su palabra: la relación produce revelación y juntas, la relación y la revelación, dan lugar a la encarnación del espíritu de vida en Cristo.


El unigénito Hijo de Dios aún habita entre nosotros; Su Espíritu vive en cada uno de nosotros que ha nombrado a Jesús como su Señor. Él nos habla y podemos escucharlo. Con gracia, nos revela Su verdad. Su revelación toma muchas formas, y la compartimos dentro y más allá del cuerpo de Cristo.


Y esa revelación nos transforma, ¿no? Cada vez nos volvemos más como Él en Su amor. Podemos sentir que tambaleamos y caemos como bebés que aprenden a caminar, pero aprendemos a caminar. Finalmente, nuestros pasos se vuelven más estables. La revelación ha llevado a la relación, y la revelación ha llevado a la encarnación.


De una manera muy real, a medida que usted recibe, incorpora y libera las palabras de Jesús, se convierte en una epístola viva recuerdo policias que decian en un eslogan que cambiaron las pistolas por las espistolas de las escrituras para que otras personas pudieran ser edificadas. La experiencia personal con Cristo es por relación y revelación en su Palabra Dios opera en nuestros corazones, almas y mentes. No solo pueden discernir el bien y el mal con una habilidad creciente, sino que también pueden determinar qué hacer con esa información. Aprenden a derribar cada fortaleza que se exalta contra el conocimiento de Dios ( 2 Corintios 10:5). Aprenden lo que significa levantar su cruz diariamente y negarse a sí mismos (Lucas 9:23) para que puedan vivir la nueva realidad de “Cristo en ustedes, la esperanza de gloria” (Colosenses 1:27).


Los discernidores no operan por sí mismos, porque se alían con otros seguidores de Cristo con ideas afines. Aprecian los variados dones que Dios ha dado a los miembros de Su cuerpo. Pueden ver cómo los dones y la gracia de Dios están trabajando juntos para hacer que la iglesia, como la novia de Cristo, esté lista para su Novio, Jesús (Efesios 5:25–27).


Unirlo todo es amor ( Colosenses 3:14). Aprendí de uno de mis mentores a hacer las preguntas: “¿Expresé amor?”, “¿Aprendí a amar?”. Con el amor, el poder, el carácter y la mente de Cristo encarnados en nosotros, la Iglesia es inmejorable. El enemigo puede golpearnos, pero no puede eliminarnos. Individualmente y corporativamente, somos como el hilo indestructible de tres cuerdas de Eclesiastés 4:12. Como individuos y como cuerpo, nunca dejamos de crecer en la plenitud de la relación, los dones, la fecundidad, la revelación, la sabiduría en la Fe en su Palabra encarnan en su Reino del Padre de las Luces.

Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación.

Santiago 1:17

010
Última foto del fotolog de corremundos
A corremundos le gusta esto · El 11/12/2022 a las 12:15

Deja ahora tu comentario...
ó conectate a miarroba y comenta con tu usuario
1000