x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscar ...
La Gracia de Dios Padre

La Maxima Expresión del amor como fuerza de redención universal.

Seguidores de su Palabra

Por las Huellas de Cristo

«Todo creyente, por la fe en Jesús, vive en una nueva Dimensión basada en méritos de Él, no del creyente. Por tanto, debemos honrar esa posición viviendo en integridad» 

Romanos 6:23

Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.

Para las personas que hemos puesto nuestra fe en Cristo como nuestro Señor y Salvador, existe una nueva condición que nos ubica en una posición espiritual nueva. Esta posición no se basa en los méritos propios del creyente, sino en la obra de Aquel que murió por nosotros: Ser salvos por gracia por medio de la fe como regalo de Dios.


Efesios 2:10: Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.


Esta posición le otorga al creyente condiciones firmes y eternas de una relación con Dios. Somos declarados integros y justos por Cristo, por su obra, en un mérito otorgado por gracia. Y aunque en la vida práctica no podemos vivir perfectamente tal posición, ante Dios somos considerados tales por la obra de Cristo, y es esto lo que Pablo muchas veces nos recuerda que ahora estamos “en Cristo”, por lo tanto, debemos vivir de acuerdo con esta palabra. 


Colosenses 1:28: a quien anunciamos, amonestando a todo hombre, y enseñando a todo hombre en toda sabiduría, a fin de presentar perfecto en Cristo Jesús a todo hombre;


Esta Dimensión“en Cristo” nos pone en una responsabilidad de vivirla diariamente, y este es un llamado a esa vida de integridad en su palabra, por eso las correcciones de Pablo fueron enérgicas a las personas que se integran al cuerpo de cristo.


1 Corintios 1:4: Gracias doy a mi Dios siempre por vosotros, por la gracia de Dios que os fue dada en Cristo Jesús;

 

000
Deja ahora tu comentario...
ó conectate a miarroba y comenta con tu usuario
1000