x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscar ...
La Naturaleza

Sólo Jesús libera

La Mayor Parte del Tiempo Nos Hace Presa.

El Pecado

Jesús le habló de libertad a un pueblo que estaba en esclavitud. Tiene sentido, porque hablarle de libertad a un pueblo libre no haría ningún impacto. Sin embargo, los judios no entendieron las palabras de Jesús en toda su magnitud, porque a pesar de vivir bajo el yugo romano, los fariceos ,saduceos en sus luchas externas nunca se consideraron esclavos. La afirmación de los judíos: “Jamás hemos sido esclavos de nadie”, es la convicción de aquellos que consideraban que la única esclavitud consistía en un poder militar sobre ellos. Como los romanos les permitieron usar el templo y adorar al Dios de Abrahán, los judíos, aunque sometidos a la autoridad romana, se sentían libres. En este sentido, su pensamiento egolatra era correcto en su relación con Roma.

Pero Jesús habla aquí de una esclavitud mayor: la esclavitud del pecado. El pecado no es solamente  simple en su naturaleza lo que hace que está mal está mal, nos daña nuestra relación de identidad y por lo general lastima a nuestro prójimo, y daña nuestras relaciones familiares  tanto en lo privado como en lo publico afecta nuestras relaciones con Dios y los demas. El pecado esclaviza es una condicción que nos quita la libertad de vivir con alegría, comienzan a surgir temores, culpas miedos y frustraciones y ambiciones de poder y su materialismo nos atrapa en su naturaleza. El pecado es algo tan serio, que el mismo Hijo de Dios tuvo que hacerse cargo de él. Sí, Jesús pagó el castigo de nuestra desobediencia con su sufrimiento y muerte en la cruz.Para otorgale a la humanidad verdadera libertad.

Conocer la verdad es lo que cambia nuestra vida, y permanecer en la Palabra de Dios es lo que nos permite seguir en autentica identidad con libertad. ¿Quién quiere volver a esclavizarse nuevamente al pecado para vivir con temor, angustiado, y sin alegría ni esperanza? Yo no.

El reino al servicio del verdadero sentido de la palabra es lo que nos da la única libertad que nos llena de paz. Demos gracias a nuestro Señor porque nos otorgó el gran privilegio de conocer en Jesús todas sus bendiciones en la vida cotidiana nos prepara para sus promesas eternas en las cuales encontramos libertad segura por su espíritu.


010
Última foto del fotolog de corremundos
A corremundos le gusta esto · El 13/03/2019 a las 00:12

Deja ahora tu comentario...
ó conectate a miarroba y comenta con tu usuario
1000