x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscar ...
La Victoria es de Dios

La Fe Como Sustancia

Intengra su Gracia

En la esencia de su amor

1 Timoteo 6:12

Pelea la buena batalla de la fe, echa mano de la vida eterna, a la cual asimismo fuiste llamado, habiendo hecho la buena profesión delante de muchos testigos.

La vida nos presenta retos a diario y a veces es difícil permanecer animados, con deseos de seguir adelante y batallar hasta superar el obstáculo. ¡Qué bueno saber que podemos encontrar palabras de ánimo en la palabra de Dios!


Romanos 8:28: Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.


 Nuestro Padre celestial nos conoce, y en su infinita misericordia nos da palabras que nos animan a seguir adelante, a confiar sin importar las dificultades que estemos pasando entre el cielo y la tierra solo su sustancia nos sostiene y su esencia es el conbustible que nos impulsa siempre hacia adelante.

 

Josué 1:8: Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.

¡Llena tu mente de la Palabra de Dios! No dejes que los problemas te obsesionen. Medita en las promesas del Padre y obedece su dirección. Verás que al llenar tu mente con sus pensamientos tu actitud cambia y lograrás sentir su compañía y presencia.


Josué 1:9: Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.


Dios, en su inmensa sabiduría, nos da todo lo que necesitamos para resistir y vencer en el día malo. Somos nosotros los que debemos aprender a usar las herramientas e indicaciones que él nos dejó en su Palabra. Aprende a usar la armadura de Dios y reclama la autoridad que tienes en él. Así obtendrás la victoria en el día malo.


Efesios 6:13: Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes.

 

000
Deja ahora tu comentario...
ó conectate a miarroba y comenta con tu usuario
1000