x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Luz del Creador

La Luz de Dios

El Espíritu de Sabiduria

En Su Creación

Hebreos 12:14

Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor; 

Por su redención en Cristo Su amor, misericordia y gracia, Dios envía al Espíritu de Santidad para que el alma de la persona se percate de que ha sido llamada por el SEÑOR para que le sirva. Entonces, el Espíritu empieza a regenerar el corazón de la persona que pone su fe en Jesús, para que instantáneamente, la oposición natural del corazón rebelde contra Dios desaparezca, y la persona pase de la muerte espiritual a la vida espiritual. La santidad que recibe el corazón de esta persona, es el milagro que la vuelve a unir espiritualmente al Creador, y la convierte en un creyente vuelto a nacer, que ha sido separado de lo común y profano (Efesios 1:4). El Espíritu de Santidad disciplina a los escogidos, ya que sin la santidad “nadie verá al SEÑOR”. La transformación hace que el pecador cambie su forma de pensar, y que busque someterse a la voluntad de Dios (Romanos12:2).

“Porque Dios nos escogió en Cristo antes de la fundación del mundo, para que fuéramos santos y sin mancha delante de Él. En amor.” Efesios 1:4

Levítico 20:26

Me seréis santos porque Yo, YHVH, soy santo, y os he apartado de entre los pueblos para que seáis míos.

Proverbios 20:7

El justo que camina en su integridad, Deja hijos bienaventurados tras él.

2 Pedro 1:19

Tenemos también la palabra profética, la más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro hasta que el día amanezca, y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones;

Juan 1:4

En Él había vida°, y la vida era la luz de los hombres.

Mateo 6:22

La lámpara del cuerpo es el ojo. Así que, si tu ojo está sano, todo tu cuerpo estará lleno de luz.

Eclesiastés 8:1

¿Quién como el sabio? ¿Quién sabe interpretar un asunto? La sabiduría ilumina el rostro del hombre, Y cambia la dureza de su semblante.

2 Timoteo 1:6

Por esta razón, te recuerdo que avives el fuego del don de Dios que hay en ti por la imposición de mis manos.

Cantares 8:7

Las muchas aguas no podrán apagar el amor, Ni los ríos podrán extinguirlo. Si uno diera por el amor todas las riquezas de su casa, De cierto sería menospreciado

 El Espíritu de Dios es Santo también nos ayuda a cuidar nuestras palabras, a ser selectivos del lenguaje que utilizamos,en nuestros pensamientos,actitudes,emociones.desiciones, obviamente no decir malas palabras, pero no solo eso, sino medir nuestras palabras hacia nuestros semejantes, para ser amables y pacientes.Conforme al corazón de nuestro Padre Celestial.

Efesios 4:29

Ninguna palabra dañina salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación,° que comunique gracia a los oyentes.


Efesios 5:4: ni palabras deshonestas, ni necedades, ni truhanerías, que no convienen, sino antes bien acciones de gracias.

 En el día correcto el reposo YHVH vivira su plenitud


Isaías 11:2: Y reposará sobre él el Espíritu de Jehová; espíritu de sabiduría y de inteligencia, espíritu de consejo y de poder, espíritu de conocimiento y de temor de Jehová.

La Salvación del Alma


000
Deja ahora tu comentario...
ó conectate a miarroba y comenta con tu usuario
1000