x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscar ...
Nuestra Amistad.

¿Por qué necesitamos el amor de cristo?

EL MEJOR AMIGO


 Miqueas 6:8 Oh hombre, él te ha DECLARADO lo que es bueno, y qué pide Jehová de ti: solamente hacer justicia, y amar misericordia, y humillarte ante tu Dios. 

 El poder del amor dependera si estas lleno o vacio de esa vida de entrega que no espera nada a cambio y todo lo da por el placer de andar en el.Pues definitivamente si esta en ti el ofrece en forma desmedida e infinita su declaracion oficial en su sello como una ley de vida en su palabra que regula todo el ser en su propio deseo y pensamiento dandole rienda suelta a el poder de la
 imaginación en su  bendición.Descubrimos que la felicidad no es un destino si no un camino el cual debemos seguir.
 
 En cierto sentido, todos nos hemos ido alejando de nuestro verdadero ser. El nacimiento es el comienzo del viaje de nuestra alma, enviada desde su fuente original para vivir en un estado no natural, en una tierra de materialismo.
 
 A lo largo de nuestras vidas, entonces, sentimos la nostalgia de reunirnos con nuestro verdadero ser. Buscamos nuestra alma, buscamos la chispa de Dios dentro de nosotros. Ansiamos volver a conectarnos con nuestra fuente.
 Salmos 53:2 Dios desde los cielos miró sobre los hijos de los hombres,
Para ver si había algún entendido
Que BUSCARA a Dios.

 Muchos de nosotros no comprendemos que lo que llamamos amor es en realidad una búsqueda de Dios. La necesidad urgente que estamos expresando cuando decimos: “Necesito que alguien se ocupe de mí”, o “Necesito intimidad”, es en realidad la necesidad de trascender nuestra persona física y conectarnos con nuestras almas. De modo que, en cierto sentido, amar a otra persona debería ser lo mismo que amar a Dios, y viceversa. Una persona que puede amar a Dios pero no puede amar a otro ser humano en realidad no está amando a Dios. Y una persona que ame a otra persona pero no tiene amor por Dios descubrirá en última instancia que lo que él llama amor es algo condicionado y egoísta, lo que significa que no es en absoluto amor verdadero.

 Los dos tipos de amor, el egoísta y el altruista, son diametralmente opuestos. El amor egoísta es un amor condicionado; se ama con la condición de que sus necesidades sean satisfechas, y si la persona que hemos elegido para amar no satisface esas necesidades, rechazamos a esa persona y buscamos otra. Aunque puede parecer hermoso por un tiempo, ese amor está destinado a ser pasajero. Cuando la persona que amamos quiere ayuda, podemos dársela. Pero si el precio se vuelve muy alto, si sentimos que estamos dando más de lo que estamos recibiendo, simplemente podemos dejar de amar. Después de todo, hay una medida fija de incomodidad que estamos dispuestos a tolerar de la otra persona.
 El amor altruista en cristo, en cambio, significa elevarse por encima de las propias necesidades. Significa salir de uno mismo, conectarse realmente con el alma del otro, y, en consecuencia, con Dios. Cuando el amor es trascendente, estamos llegando a un sitio más alto; juntos, estamos acercándonos a nuestro padre celestial. No hay condiciones en ese amor altruista; cuando la trascendencia es el objetivo de nuestro amor, no estamos todo el tiempo redefiniendo nuestros deseos y necesidades si no obedecemos su palabra.

 Efesios 5:18 No os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución; antes bien SED LLENOS del Espíritu, 

 El amor, por lo tanto, es el fundamento El amor condicionado no estimula el crecimiento, porque es simplemente una necesidad temporal que se está satisfaciendo. Así como necesitamos comer de nuevo pocas horas después de una comida, alguien que ame condicionadamente necesitará constantemente más porciones de seguridad, cuidado y aceptación. Pero el amor incondicionado es el fundamento del crecimiento humano. Es amplio: se derrama, y afecta no sólo nuestras necesidades inmediatas sino toda nuestra persona. Mientras que el amor condicionado está compartimentado en nuestra vida, el amor incondicionado es una parte integral de toda nuestra existencia. Y por último, es la herramienta con la que aprendemos a experimentar la más alta realidad: De una relación genuina.

El amor, por lo tanto, es el fundamento sobre el que se levanta todo nuestras relaciones sociales. Todas nuestras leyes, todas nuestras actitudes, todas nuestras interacciones, surgen del mismo principio. El amor es la raíz de toda civilidad y moralidad. Sin amor, sería imposible vivir en paz unos con otros, respetar las necesidades del otro, y tratar a cada cual con la misma compasión que nos gustaría recibir.
 Marcos 6:34 Y salió Jesús y vio una gran multitud, y tuvo COMPASIÓN  de ellos, porque eran como ovejas que no tenían pastor;y comenzó a enseñarles muchas cosas. 

010
Última foto del fotolog de corremundos
A corremundos le gusta esto · El 14/02/2019 a las 23:46

Deja ahora tu comentario...
ó conectate a miarroba y comenta con tu usuario
1000