x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscar ...
Dic/2020
LMMJVSD
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031   
Tags
Acerca de
Foto de Utsuki

Utsuki

Mujer, 26 años

España

Enlaces
Seguidores
Foto de astur_82Foto de dakotaqueenokFoto de Joaki-007Foto de The_Best_Waifus
Últimas Visitas
Foto de Ectarwen

Ectarwen09/11/2020

Foto de dakotaqueenok

dakotaqueenok08/11/2020

Foto de xSango

xSango07/11/2020

Foto de The_Best_Waifus

The_Best_Waifus18/08/2020

-

▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬ ۩۞۩ ▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬

«Creí que rezarle varias veces a Dios era la solución a mi maldición, pero otra vez volví a dejarme llevar por la bestia que vive en mi interior. Otra víctima ha sido descuartizada por mi guadaña, mi ropa y mis manos han quedado prendadas por su sangre, ahora tendré que soportar este olor hasta acabar la noche. »

© Arancha Perea 

▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬ ۩۞۩ ▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬▬

022
Un mundo mejor

No logro entenderlo,
cómo hacen esas personas para sonreír así,
incluso si es forzada...
Lo he intentado muchas veces,
pero las lágrimas siempre se adelantan.
No quiero engañarme más a mí misma,
daré un paso y me declararé.

Al conocerte comprendí
que el mundo no es tan grande como creí.
Cuanto más alzo la voz,
más me cuesta expresar lo que siento.
Nuestros corazones laten inseguros.
Déjate llevar por el ritmo de mis palabras,
esta melodía es para ti.

Agárrate a mi mano,
haré de ti un mundo mejor
en el que puedas ser feliz,
no podrás rechazarme,
porque sin darte cuenta
ya estas en él.

021
Haz lo mismo

¿Quién interrumpió mi eterno sueño?
Pobre criatura, no sabes dónde te has metido
Tus delicadas alas son destruidas por mis manos
las dejo caer lentamente y se desvanecen en la oscuridad.
La cálida luz también se ha ido.
Algún día recuperaré mis alas,
volaré hasta que alguien me atrape y me haga desaparecer.

020
Restos del orfanato

Una niña de unos diez años o menos, observaba a su alrededor con ojos de inocencia y solo quería la atención de su madre, quien hablaba con unos hombres vestidos con chaqueta y corbata negra, uno de ellos se sacó un pañuelo para secarse el sudor de su frente.

El intento de regresar a casa resultó ser un fracaso, como respuesta, su madre hizo un gesto con la mano para que no estorbara.

Aburrida de esperar, la niña se detuvo frente a la entrada para contemplar el edificio y se preguntaba por qué los adultos estaban interesados por el. Apenas tenía un techo para protegerse de la lluvia y sus paredes estaban cubiertas por agujeros, cualquiera diría que anteriormente fue un orfanato, querían reconstruirlo y convertirlo en un colegio.

Antes de que decidiera entrar, echó un vistazo a su madre, que aún continuaba en compañía de aquellos hombres. Frustrada, subió por las escaleras con cuidado e intentó estar en lo más alto de aquel lugar. Se sentó en el bordillo y contempló la puesta de sol, algunas columnas que rodeaban aquella habitación sin techo, estaban imperfectas. No paraba de curiosear con la mirada. Al momento en que se animó para seguir explorando, creyó ver una silueta negra detrás de las paredes que estaban cubiertas por escombros.

Apoyó sus manos contra la pared y suspiró algo decepcionada al saber que al otro lado no había nada. En ese mismo instante, escuchó la voz de un niño que provenía detrás de ella.

- ¿¡Qué haces aquí!?

Se volteó sorprendida al saber que no estaba sola y efectivamente, delante de ella, se encontraba un niño de su misma edad.

- ¿Quién eres?

Le preguntó sin esperar una respuesta directa.

- Ryan. No debes estar aquí.

- ¿Por qué?

Ante esa duda, Ryan le contestó con una sonrisa burlona y se marchó corriendo, bajando por las escaleras.

- ¡Espera!

Exclamó la niña, que comenzó ir tras él.

Al bajar el último escalón, sintió que algo era distinto, el sitio parecía subterráneo y a medida que caminaba, una antorcha se encendía, empezó a dudar en seguir adelante, pero las escaleras por las que bajó, desaparecieron, en su lugar, había una pared.

El camino se dividía en dos pasillos, temía perderse, entonces algo interrumpió sus pensamientos sintiendo una presencia en su espalda, al comprobarlo, dos niños de distintas edades, estaban parados mientras la miraban, uno llevaba un ojo vendado y el otro era alto, tenía un rostro que era difícil saber si estaba enojado o no.

- ¿Quieres jugar con nosotros al escondite?

Sin comprender del todo lo que estaba ocurriendo, accedió participar, una sonrisa burlona se dibujó en el rostro de aquel niño.

- Empieza a contar.

Añadió el niño del ojo vendado, que se retiró para esconderse. Se posicionó para comenzar a contar, pero se detuvo al recordar el motivo por el que estaba ahí.

- (Es verdad, debo encontrar a Ryan) Oye... ¿Ryan también jugará?

Se atrevió a preguntar. Entonces, en un abrir y cerrar de ojos, el niño del rostro gruñón, acercó su cara, la mirada daba miedo, al igual que su respuesta.

- Ryan, está muerto.

Después de decir aquello, las antorchas que estaban detrás de él, se apagaron todas de golpe y comenzó a verse una luz que se mostraba en ambos pasillos, iba acompañado por un grupo de niños, sus rostros de horror contagiaron a la niña, todos huían de aquella luz, que en realidad se trataba de una explosión.

~ Fin ~


Es un sueño que tuve hace unos meses, tengo más sueños así, pero no sé cuando las escribiré.

Si quieres, puedes compartir tu sueño en la caja de comentarios.

010
Melodía

Una simple melodía que endulza mis oídos.
Palabras que vienen y van,

como las olas del mar...


Un sentimiento tan abstracto,
algo que nunca sentí

y que quiero sentir algún día...
Te conozco,

con una mirada.
Entiendo cada uno de tus sentimientos,

como si los pudiera escuchar...

La verdad es...

que no entiendo a veces la complejidad de esto que siento...

aún no sé qué es...

es algo tan nuevo...

pero es un vago sentimiento que no tiene definición ni función...

Tan profundo,

tan azul...

poco a poco cambiando de color hasta ser un rojo intenso,

como la pasión.

Apenas te vi,

supe que algo diferente en mi vida iba a ocurrir...
Te siento como el fuego,

pero a veces viene una brisa que me llega a congelar...

Quiero apostar las cartas que tengo a que algo nuevo va a pasar...
El tiempo trae tantas respuestas...

pero no tengo paciencia para esperar a que las cartas decidan amarse...

021