x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscar ...
Tiburón

“Un submarino japonés acertó dos torpedos en el blanco, jefe. Estábamos regresando de la isla de Tinian a Leyte. Acabábamos de entregar la bomba, la bomba de Hiroshima. 1.100 hombres cayeron al agua. La nave se hundió en 12 minutos. Vimos el primer tiburón después de media hora. Un alecrín de cuatro metros. ¿Sabe cómo se calcula eso en el agua, jefe? Se calcula mirando desde la aleta dorsal a la caudal. Lo que no sabíamos... era que nuestra misión de entregar la bomba era tan secreta que no se podía enviar una señal de socorro. Hasta tardaron más de una semana en darnos por desaparecidos. En cuanto salió el sol, jefe, vinieron más tiburones. Entonces nos formamos en grupos bien unidos. Como los cuadros que se formaban antes como en la Batalla de Waterloo. Cuando el tiburón se acercaba al primer hombre él empezaba a patalear y a gritar. A veces, el tiburón se iba y a veces, no se iba. A veces, ese tiburón lo miraba a uno lo miraba directamente a los ojos. ¿Sabe una cosa sobre los tiburones? Tienen ojos sin vida. Ojos negros, como los de un muñeco. Cuando se acercan a uno, parecen estar sin vida... hasta que muerden, y esos ojos negros se vuelven blancos y entonces... Entonces se oyen esos gritos de terror terribles y el océano se vuelve rojo. A pesar de todo el pataleo y el griterío, ellos vienen y lo despedazan a uno. Cuando terminó ese primer amanecer habían muerto 100 hombres. No sé cuántos tiburones. Tal vez 1.000. No sé cuántos hombres. Devoraban a seis por hora. El jueves por la mañana, me topé con un amigo mío Herbie Robinson, de Cleveland. Un jugador de béisbol. Segundo contramaestre. Pensé que estaba dormido. Me acerqué para despertarlo. Estaba flotando en el agua como una especie de corcho puesto verticalmente. Lo habían mordido por la mitad, debajo de la cintura. Al mediodía del quinto día, nos vio un avión...un avión voló bajo y nos vio. Era un piloto mucho más joven que el Sr. Hooper. Bueno, voló bajo y nos vio y tres horas después aterrizó un hidroavión grande y nos empezó a recoger. Fue entonces cuando tuve más miedo mientras esperaba mi turno. Nunca volveré a ponerme un chaleco salvavidas. Así que 1.100 hombres cayeron al agua y 316 hombres salieron. Los tiburones se encargaron del resto el 29 de junio de 1945. De todos modos, entregamos la bomba.”

“Tiburón”, 1975, Steven Spielberg

03/07/2016

020
Última foto del fotolog de corremundos
A corremundos le gusta esto · El 09/07/2016 a las 01:00

Última foto del fotolog de violemivi
A violemivi le gusta esto · El 11/07/2016 a las 10:14

Jul/2016
LMMJVSD
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
Siguiendo
Foto de Joaki-007Foto de NochesEnVela
Seguidores
Foto de corremundos

2021
2020
2019
Enlaces