x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscar ...
El Juicio Universal

POR GRACIA EN SU SEGURIDAD
El Dios Padre Todo Lo Realizo En Su Creación Por Justicia
En La Formación de Su Acción

Génesis 7:11

El año seiscientos de la vida de Noé, en el mes segundo, a los diecisiete días del mes, aquel día fueron rotas todas las fuentes del grande abismo, y las cataratas de los cielos fueron abiertas,


Por gracia a través de la fe, Noé y su familia fueron guardados con seguridad por el poder de Dios mientras que los malvados fueron sentenciados a su propia destrucción por no responder a su oferta de salvación porque quien cree en Él no es condenado, pero quien no cree ya ha sido condenado porque no ha creído en el nombre del Hijo de Dios.


Juan 3:18: El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios.


Dios había visto que sólo Noé era recto un hombre que vivía por su fe. Esto no significa que estuviera libre de pecado, pues todos hemos pecado y no alcanzamos el nivel que Dios exige por naturaleza. Pero Noé tenía fe y pudo alcanzar la justicia sobrenatural la cual lo convierte en un hombre justo por fe.

Génesis 6:9: Estas son las generaciones de Noé: Noé, varón justo, era perfecto en sus generaciones; con Dios caminó Noé.

Noé merecía la muerte tanto como cualquier otro pecador, pero oyó el llamado de Dios, le escuchó, obedeció sus instrucciones y construyó un arca para salvar a su familia. Noé creyó en Dios y, por la gracia de Dios, su fe le fue acreditada como justicia.

Génesis 7:1: Dijo luego Jehová a Noé: Entra tú y toda tu casa en el arca; porque a ti he visto justo delante de mí en esta generación.


Que escuchemos la llamada de Dios, confiemos en Su Palabra, obedezcamos Su mandato y respondamos a Su voz cuando le oigamos decir: «Venid a mí todos los que estáis cargados, y yo os daré descanso para vuestra alma».

Mateo 11:28: Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.

Emagenes

000
Deja ahora tu comentario...
ó conectate a miarroba y comenta con tu usuario
1000