x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscar ...
El Nacimiento de su Luz.

JESUS noa alumbra con su luz.

 Isaías 60:3 Y andarán las naciones a tu luz, y los reyes al resplandor de tu NACIMIENTO

Cómo trabajamos con equilibrio interior y exterior con el resplandor y reflejo de su luz esto determinará muchas veces la forma en que la gracia de Dios se manifiesta en nuestras vidas. Hacia el exterior podemos repartir bondad, palabras que alivian, mensajes de aliento, obras que inspiren a otros o que les brinden fortaleza. Sin embargo trabajar desde el interior resulta un poco más complicado, veamos.

Somos seres tripartitas: tenemos espíritu, tenemos alma (la mente, la voluntad y la naturaleza emotiva) y tenemos cuerpo. Cada una de estas partes cumple un papel específico en la vida de fe. Las tres tienen que estar de acuerdo antes de poder hacer cualquier otra cosa. y Por ello, es importante no retrasar el trabajo en ninguna.

Empiece por alimentar su espíritu con la Palabra de Dios. Así como el cuerpo desarrolla fuerza física cuando lo alimenta, el espíritu desarrolla fuerza espiritual cuando lo alimenta con la Palabra. Esa fuerza espiritual se llama fe. Cultive esa fe para que su espíritu pueda dominar sobre las otras dos partes.

Luego, viene su alma. Ponga su mente en las “cosas de arriba”. Medite en la Palabra hasta que sus pensamientos se sometan a ella; siga meditándola hasta que su naturaleza emotiva sea cautivada por ella.

Por último, su cuerpo. Una vez que su espíritu esté cimentado en la Palabra, no será difícil poner su cuerpo de acuerdo. El cuerpo no es líder sino seguidor; hará lo que usted le ordene. Comience a enseñar a su cuerpo a actuar de acuerdo con la verdad que ha sembrado en su mente y en su espíritu, y lo hará sin ningún problema.

No trate de andar por la fe si su espíritu, alma y cuerpo no andan en armonía; póngalos de acuerdo y la Palabra lo llevará hasta donde usted debr ir a la luz de Cristo.

Juan 1:4 En él estaba la vida, y la vida era la LUZ de los hombres

010
Última foto del fotolog de violemivi
A violemivi le gusta esto · El 11/12/2017 a las 12:00

Deja ahora tu comentario...
ó conectate a miarroba y comenta con tu usuario
1000