x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

La luz en nosotros.

Si permaneces en cristo no hay oscuridad que te apague.

Juan 8:12 Otra vez Jesús les habló, diciendo:Yo soy la LUZ del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la LUZ de la vida. 
Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho; y si guardareis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor. (Juan 15:7,10)

Piensa:
En el versículo de hoy, Jesús exhortó a sus discípulos a permanecer en Él, a buscarlo, a escucharlo con atención. Sin embargo a esa invitación le agrego una condición: “si guardareis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor” (Jn 15.10). Es decir, para permanecer en el Señor, nuestra devoción, nuestra alabanza y nuestras oraciones, deben estar acompañadas de una vida de guiada por la obediencia a su palabra. Es en el cumplimiento de sus mandamientos que nos aseguramos que Él tiene participación en nuestras vidas, y no solamente nosotros en la de Él.
Permanecer en Jesús es caminar en su amor, es guiar nuestros pensamientos, acciones y palabras por su bondad. Es saber que por los senderos del bien, podremos encontrar sus maravillosas recompensas.
Permanezcamos hoy, en la bondad y el bien, junto a Jesús.

000
Deja ahora tu comentario...
ó conectate a miarroba y comenta con tu usuario
1000