x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscar ...
Guadalupe

Terminamos nuestra andadura por Extremadura visitando el pueblecito de Gualupe y su Monasterio, donde se venera la imagen de la Virgen de Guadalupe, patrona de Extremadura y de la Hispanidad. 

La tradición marca que en el siglo XIII  la Virgen se apareció al pastor Gil Cordero indicándole que existía una imagen enterrada. Cuando excavaron encontraron esta Virgen negra y en el lugar se construyó una ermita alrededor de la cual fue surgiendo un asentamiento que se convirtió en el centro de peregrinación más importante de la Península Ibérica después de Santiago de Compostela.

La Puebla de Guadalupe, con 2.000 habitantes constituye un precioso pueblo, que actualmente basa su economía principalmente en el turismo, aunque también existe un importante sector agropecuario. Su monumento más importante, el Real Monasterio de Nuestra Señora de Guadalupe, está considerado como Patrimonio de la Humanidad desde el año 1993. Data del siglo XIV, con recinto de fortaleza, en estilo gótico mudéjar con elementos renacentistas y barrocos. Actualmente está confiado a la orden de los franciscanos. 

En nuestra visita recorremos primeramente la iglesia, de planta basilical de tres naves, ábside poligonal, y un gran coro situado a los pies. El altar mayor está presidido por un retablo monumental realizado en 1609. Allí tenemos ocasión de escuchar Misa, antes de entrar en el recinto monacal. El conjunto del monasterio es un impresionante laberinto de 22.000 metros cuadrados. Visitamos el Claustro de los Milagros, con un impresionante templete en su centro, realizado hacia 1405 por fray Juan de Sevilla. Visitamos la sacristía, seguimos por los Museos de Ornamentos sagrados, cantorales, esculturas y pinturas, con cuadros de algunos de los mejores pintores del barroco español, como Carreño de Miranda o Zurbarán . Vemos el claustro gótico, que pertenece en la actualidad a la hospedería del monasterio. Pero la visita más emocional es al camarín de la Virgen. Se accede desde la Capilla de Santa Catalina, acompañados de un franciscano. Entre sus muros pueden verse algunos cuadros de Lucas Jordán y en los pilares, se abren hornacinas que albergan piezas escultóricas. Tras una breve explicación el fraile pide un momento de oración a la Virgen y alguien da el primer tono de la Salve cartagenera que se convierte en emotivo canto que llena la estancia. 

Con razón escribía Cervantes:  "Cuatro días se estuvieron los peregrinos en Guadalupe, en los cuales comenzaron a ver las grandezas de aquel santo monasterio; digo comenzaron, porque acabarlas de ver es imposible". Bien es verdad que en la guerra de Independencia (1808-1814) se perdió buena parte del patrimonio, pero con posterioridad se construyeron las dependencias barrocas y llegaron otras obras artísticas de modo que el escrito cervantino sigue siendo totalmente cierto.

A la salida encontramos una amplia plaza. En su centro una fuente que fue pila bautismal para los indios llegados con Colón de tierras americanas. Recorremos la calle de Sevilla con su típico arco y sus tiendas de recuerdos y delicias gastronómicas, las casas porticadas, la Iglesia de Santa Trinidad o Iglesia Nueva, los antiguos hospitales para peregrinos .... Creo que ha sido una excelente idea terminar en Guadalupe nuestra visita a Extremadura.

Imagen propia: Fachada prncipal del Real Monasterio. 


002
Última foto del fotolog de The_Best_Waifus
The_Best_Waifus · El 22/02/2020 a las 19:15

Gran Foto Del Real Monasterio de Extremadura

Última foto del fotolog de mebarak1981
mebarak1981 · El 25/02/2020 a las 09:30

Qué cosa más bonita este Real Monasterio. No sabía que la Virgen de Guadalupe fuese la patrona de la Hispanidad... de lo que se entera una.
Desde luego tiene mucha miga una buena ruta por Extremadura. Yo tengo muchas ganas de ir al Festival este de Teatro de Mérida, que no he ido nunca. Bueno, Extremadura, conozco casi todo de oídas, pero de ir no, así que tengo mucho pendiente. Y desde luego con tus actualizaciones me están entrando más ganas aún.