x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscar ...
El fotolog de maravillas10
GUAPOS POR DENTRO Y POR FUERA

Desde hace años pienso mucho en la belleza interior. O sea: ¿cómo es un bazo bonito? ¿Es más bonito el bazo de Mario Casas que el mío? ¿Se corresponden las afueras del cuerpo con sus interioridades, de forma y manera que detrás de una cara bonita hay un bulbo raquídeo bonito y detrás de una tripa fea hay un estómago también feo?  Ser guapo, como ser rico, es bastante mejor que ser feo y pobre, pero, dirás siempre todo lo contrario cuando tengas ocasión de manifestarte. Me he acordado de unas fotos de Marylin Monroe que se desclasificaron a finales del siglo XX. Sobre una de ellas, la propia Marylin Monroe había escrito de su puño y letra: “Fea”.También Amancio Ortega debe de sentirse muy pobre algunos días en su yate de 30 millones de euros cuando se cruza en la bahía con una barca de 200 euros, porque resulta que esa barca es de otro. Una vez que quieres ser guapo o rico, ya sólo te vale ser el más guapo del mundo y tenerlo absolutamente todo. Sobre esto no hay mucho que decir fuera de lo que vimos en el final de la película 'Misterioso asesinato en Manhattan', cuando el personaje al que da vida Woody Allen le dice al personaje interpretado por Diane Keaton: “Si le quitas los zapatos con alzas, su moreno artificial y su pelo implantado... ¿Qué te queda?”; y ella contesta: “Tú”.

(Alberto Olmos)


Siempre que se repite la conocida frase del "Principito" que dice que la belleza está en el interior y que lo esencial es invisible para los ojos, lo que se piensa es que nos estamos refiriendo a la manera de ser, alcarácer y a sus sentimientos, eso es, en definitiva, lo que hace que una persona nos parezca guapa o fea sin que lo sea así para todo el mundo.

Pero lo que plantea el autor es otra cosa, y es si la belleza o la fealdad exterior se corresponde con un cuerpo por dentro, con sus órganos, bonitos o feos. Si se es feo por fuera se tiene un intestino feo, o si se es una beldad el hígado también lo es. En realidad lo que nos diferencia es la envoltura porque en líneas generales el bazo de Mario Casas (que por cierto no es mi tipo) no tiene que ser más bonito que el de Woody Allen. Si se le van quitamdo las capas exteriores, vete a saber. ¿Qué te queda?

En el fondo, todos somos guapos, no existe lo feo. Los señores de la foto, por ejemplo, no son peores que Michael Douglas, con quien posiblemente compartan edad.

Besos.

034
RECONOCIMIENTO FACIAL

Existe una punzada de dolor casi físico de la que no siempre somos conscientes y que se produce cuando vamos de compras, en el momento de pagar. El cerebro identifica que no se trata de un trámite placentero y envía al cuerpo la señal correspondiente: dolor, rechazo... Es muy sutil pero esa sensación desagradable existe casi de manera física. Cuanto más se prolongue este momento, peor será, mientras que, si se reduce a lo mínimo y se suaviza, el cliente sufrirá menos. Por eso, todo el empeño de la industria se centra en hacer invisible el mal trago,en suavizarlo lo más posible porque «eso se traducirá en un aumento de las ventas». La tecnología de reconocimiento facial, que permite pagar con la cara, es lo más parecido a anular ese trámite engorroso.

El reconocimiento facial permite al consumidor liquidar la factura con un análisis de la cara, a través de una aplicación que lee su rostro. El usuario no tiene que sacar el fatídico monedero, ni la tarjeta. «La tecnología es la llave para lograr que este proceso sea insensible para el comprador y, por tanto, beneficioso para las empresas».

(Raquel Villaécija)


Esto del reconocimiento facial es lo que siempre se ha llamado pagar "por la cara" pero, eso sí, con un sentido diferente. No se trata de no pagar, de estafar o de escaquearse en el pago como puede dar a entender esa frase hecha, sino que más que POR sería CON. El reconocimeiento facial está llegando ya a los ámbitos comerciales y dentro de nada nos parececerá algo normal, y no inconcebible, como les pudiera parecer a nuestros abuelos pagar con una tarjeta o a nuestros padres con una pulsera de códigos.

Quizá sea verdad eso de que así, al no tener la conciencia de que estás pagando, de que estás gastando el dinero, el acto de la compra sea más fácil y se favorezca el gasto.

Pero aún tiene que perfeccionarse mucho eso del reconocimiento facial, porque sin un día estás de malas, con el gesto torcido, lo mismo no puedes hacer la compra en el super. Mira este árbol, con un tronco casi horizontal a ras de suelo... ¿pasaría la prueba?

Besos.

024
PINCHAR A LOS DEMÁS

Quizá tú en algún momento de tu vida te has descubierto a ti mismo pronunciando estas palabras. No es malo “tener carácter” en sí, lo perjudicial o menos sano es escudarse en él para justificar las explosiones de ira, o los gritos y las malas palabras dirigidas a otra persona.

Pero qué es tener carácter… Muchas veces tendemos a asociar esta cualidad con esas personas que se alteran fácilmente o con aquellas personas que, cuando discuten, piensan que alzando la voz van a conseguir acabar con el conflicto, haciendo pequeño al otro.

A veces se confunde tener mal carácter y mal genio y no es lo mismo. Hay quien no tiene mal genio, es siempre mesurado en sus reacciones y sin embargo tiene un carácter que no hay quien lo aguante. Son amargados y negativos y sobre todo les encanta pinchar al prójimo.

Cómo esos cáctus del balcón que no invitan mucho a salir a asomarse...

Besos.


026
CADA NUEVE DE NOVIEMBRE

Era feliz en su matrimonio
Aunque su marido era el mismo demonio
Tenía el hombre un poco de mal genio
Y ella se quejaba de que nunca fue tierno
Desde hace ya más de tres años
Recibe cartas de un extraño
Cartas llenas de poesía

Que le han devuelto la alegría
Quien le escribía versos dime quien era
Quien le mandaba flores por primavera
Quien cada nueve de noviembre
Como siempre sin tarjeta

le mandaba un ramito de violetas.


Mira por donde hoy es jueves de noviembre y es el día del ramito de violetas. Una preciosa canción, sencilla y llena de ternura. Pero siempre me he planteado si lo que el marido de la protagonista hace bien o mal, si se burla de ella o prefiere mantenerle la ilusión del secreto en lo prohibido.

¿ Tú qué opinas?

Sea como sea, ahí va mi homenaje a Cecilia y a todos los que regalan ramitos de violetas, de rosas o de claveles...

Besos.

023
HACER EJERCICIO

El ejercicio regular es un hábito conocido por promover una salud óptima, es el hábito más valioso que puedes tener en tu vida. Si tú ya haces ejercicio de forma constante, definitivamente sabes a lo que me refiero. Pero si aún no has logrado ser muy activo en tu rutina diaria, hay que empezar con el hábito de hacer ejercicio y convertirlo en permanente.

Por lo general, las personas que hacen ejercicio, comienzan a comer mejor y a ser más productivos. Ellos fuman menos y muestran más paciencia con los colegas y familiares. Ellos usan sus tarjetas de crédito con menos frecuencia y dicen que se sienten menos estresados. El ejercicio es un hábito clave que desencadena un cambio generalizado.

Seamos realistas: no es tan difícil de comenzar una rutina de ejercicios. Después de todo, la mayoría lo hemos intentado más de una vez. El problema, por supuesto, viene con hacerlo de forma constante. Es decir, que mientras más haces ejercicio, fortaleces tus músculos, pero también fortaleces tu mente. Es decir, entrenas tu fuerza de voluntad haciéndola cada vez más resistente.

(Tania Sanz)


Estoy totalmente de acuerdo con que lo importante al hacer ejercicio no son sólo los resulatdos, que también, sino el hecho de crear un hábito, de fomentar la fuerza de voluntad y la disciplina para convertirlo en algo imprescindible en nuestro día a día. Hay ejercicios para todo el mundo, desde salir a caminar, o a correr con el famoso "running" que no tiene por qué ser un acontecimiento social como en ciertas carreras que parece que se va para que la gente te vea. Se puede ir a un gimnasio o simplemente en casa, pero en este caso la rutina es más débil si no hay alguien quien te lo dirija.

Otra opción que cada vez se ve más en los parques son estos aparatos como el de la foto, o la bici estática  de toda la vida. Se ejercita uno y al aire libre. Pero esto no es apto para personas a las que no les gusta que las vean.

Aunque siempre hay quien pasa de este tema, como en el chiste, "A mí cuando me dan ganas de hacer ejercicio… Me acuesto hasta que se me quitan".

Besos.

024