x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscar ...
Llegaron por mar: Francisco García Roldán

Continuamos nuestra serie de personajes llegados a Cartagena por mar, y hoy lo hacemos con un soldado de Galeras que dejó tras si una importante obra en la ciudad. Francisco García Roldán (Rute, 1664), arriba al puerto de Cartagena embarcado en la galera San Miguel, en Diciembre de 1693. Era miembro de la cofradía de La Santa Caridad de Sevilla, y hombre de natural caritativo.

Roldán encontró una ciudad  donde la asistencia sanitaria se daba en condiciones lamentables. Mientras el Hospital Real de Galeras se dedicaba exclusivamente a gentes de mar, en el Hospital Municipal de Santa Ana las gentes morían faltas de ropas, médicos y medicinas, y los cadáveres eran abandonados junto a la ermita de la Guia, en las cercanías de las puertas del muelle, con la intención de una mano generosa les diese sepultura.

Movido por sentimientos humanitarios, comenzó a pedir limosna para dar cristiana sepultura a estos cadáveres. En la ejemplar actitud, se le unen otros soldados de galeras, lo que le posibilita extender su obra al alquilar una casa en la calle principal del arrabal de San Roque, junto a la ermita allí existente, donde instalan camas para dar alojamiento y socorro a los enfermos pobres que allí se conducen. De esta forma nació el Hospital que acoge a sus primeros enfermos en 1697. La guerra de Sucesión lleva a Roldán a Tortosa, en 1707, con la compañía de Lorenzo de Mendoza. Al partir su puesto lo ocupó el cartagenero Antonio Rosique Pérez 

El Rey Fernando VI torna bajo su protección la obra el 13 de Febrero de 1.757. Ordena que el Hospital sea inscrito en el Libro Becerro de la Secretaria de su Real Patronato y ordena que encima de sus puertas se coloquen el escudo de las reales armas. En 1937 el Hospital se instala en una finca junto al apeadero de ferrocarril de Barrio Peral. Cuenta con una gran cantidad de pinos y eucaliptos, de aquí le vendrá el nombre como popularmente es conocido en la actualidad "Hospital de los Pinos".

Francisco García Roldán partió desde Tortosa, con su galera, hacia tierras americanas, donde el tiempo y la muerte borran sus huellas.

Imagen: grabado de Francisco García Roldán aparecido en la revista "Cartagena Ilustrada" en 1890.



022
Última foto del fotolog de maravillas10
A maravillas10 le gusta esto · El 15/04/2020 a las 01:47

Última foto del fotolog de The_Best_Waifus
The_Best_Waifus · El 15/04/2020 a las 20:34

Muy Interesante Relato Sobre Francisco García Roldán
Gracias Por el Triple Like

Última foto del fotolog de maravillas10
maravillas10 · El 15/04/2020 a las 21:31

Ni idea de este benefactor. Siempre hay gente así que ha hecho una labor sobresaliente y que no trasciende tanto como debiera.

Y seguro que cuando se marchó a América continuó con sus buenas obras, porque debía ser algo consustancial a su manera de ser y actuar.

Un abrazo y pasar una velada tranquila.

Última foto del fotolog de policered
A policered le gusta esto · El 16/04/2020 a las 12:47