x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscar ...

El Valor de su Palabra

La Actitud

Entre Lo Bueno y Lo Mejor

Proverbios 4:23

Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; Porque de él mana la vida.



La actitud es muy importante; nuestras actitudes se convierten en el comportamiento que mostramos. La actitud, buena o mala, comienza con los pensamientos y nuestras experiencias a lo que dedicamos nuestro tiempo. Un dicho bien conocido dice: “Siembra un pensamiento, cosecha una acción; siembra una acción, cosecha un hábito; siembra un hábito, cosecha un caracter; siembra un caracter, cosecha un destino. En el que nos movemos reflexionamos y pensamos.”

Proverbios 23:7: Porque cual es su pensamiento en su corazón, tal es él.


El destino es el resultado de la vida ; de nuestro caracter conforme a su corazón es el que forjara nuestra persona es quien somos; los hábitos son patrones de comportamiento subconscientes. Nuestro destino, o el resultado de nuestras vidas, en realidad proviene de nuestros pensamientos. Ahí es donde comienza todo el proceso. No es de extrañar que la Biblia nos enseñe a renovar por completo nuestras mentes, desarrollando nuevas actitudes e ideales.


Romanos 12:2: No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.

Debemos ser buenos estudiantes de la Palabra de Dios y desarrollar nuevos patrones de pensamiento, que finalmente cambiarán todo nuestro destino, el resultado de nuestras vidas. Podemos obstaculizar al Espíritu de Dios con malas actitudes como la amargura, la ira, la falta de perdón, la maldad, la falta de respeto, la venganza o la ingratitud, y la lista podría continuar. El Espíritu en su origen debe fluir a través de una actitud noble, cultivando el espíritu correcto por su palabra.


Efesios 4:23: y renovaos en el espíritu de vuestra mente,

Examina tu actitud regularmente y cuídala con toda diligencia, como lo indica el versículo de hoy. Si necesitas cambiar tu actitud; todo lo que tienes que hacer es cambiar tus pensamientos que fluyan de su fuente original la luz de su palabra la que alumbrara nuestro destino un encuentro real con la autoridad y el poder del contenido de su mensaje.

La inclinación hacia el mal siempre tratará de llenar nuestras mentes con pensamientos equivocados, pero no tenemos que recibir lo que él egoismo intenta darnos. Yo no tomaría una cucharada de veneno simplemente porque alguien me lo ofreció, y tú tampoco lo harías. Si somos lo suficientemente inteligentes como para rechazar el veneno, debemos ser lo suficientemente inteligentes como para no permitir que Satanás envenene nuestros pensamientos, nuestras actitudes y finalmente, nuestro destino.Caminemos en la dirección correcta centrando nuestros pensamientos con los pensamientos de Dios descritos en la biblia y vivamos por la mente de cristo su hijo amado el cual nos hace herederos por su preciosa y primera realidad la sangre del cordero de Dios.

Juan 1:29: El siguiente día vio Juan a Jesús que venía a él, y dijo: He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo.

Nuestro Alfa En Su Omega

010
Última foto del fotolog de corremundos
A corremundos le gusta esto · El 19/05/2022 a las 23:47

Deja ahora tu comentario...
ó conectate a miarroba y comenta con tu usuario
1000