x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscar ...
Vistas al mar

"Vistas al mar" es el título del programa de Radio Clásica para las mañanas de verano. Y su música me sirve de fondo para mis desayunos de cada día sentado en mi terraza con vistas al mar.  Desayunos que alimentan el cuerpo y el espíritu. Porque la visión ralajada del mar es una invitación para que nuestro universo imaginario vuele por los cinco continentes, es elevar el vuelo para descubrir emociones escondidas.

Por eso es raro el poeta que no ha cantado con vistas al mar. Y cada uno nos ha transmitido un sentimiento personal y genuino que enriquece nuestra propia visión. Hoy he seleccionado este poema de Antonio Machado  quien describe el mar y también lo personifica, habla de que palpita, habla de sus colores, del viento que lo acompaña, de las olas (que son “grises”)… Habla como si el mar sintiera, como si tuviera emociones como nosotros. 

El mar triste

Palpita un mar de acero de olas grises

dentro los toscos murallones roídos

del puerto viejo. Sopla el viento norte

y riza el mar.

El triste mar arrulla

una ilusión amarga con sus olas grises.

El viento norte riza el mar, y el mar azota

el murallón del puerto.

Cierra la tarde el horizonte

anubarrado. Sobre el mar de acero

hay un cielo de plomo.

El rojo bergantín es un fantasma

sangriento, sobre el mar, que el mar sacude…

Lúgubre zumba el viento norte y silba triste

en la agria lira de las jarcias recias.

El rojo bergantín es un fantasma

que el viento agita y mece el mar rizado,

el tosco mar rizado de olas grises.

Poema: Antonio Machado

Imagen: Vista al mar, con el sol elevándose sobre la costa de Cabo de Palos


047
Un siglo del desastre de Annual

No se había cumplido un cuarto de siglo de la derrota frente a Estados Unidos de 1898, cuando se perdieron los restos del viejo imperio colonial y España se vió inmersa en una absurda aventura bélica para establecer un protectorado sobre la pobre e inhóspita franja norte del actual Reino de Marruecos, concesión de las potencias europeas tras la Conferencia de Algeciras de 1906 y el Tratado de Fez de 1912.

Era un lavado de cara del gobierno y las mandos militares en su intento de mantener una falsa apariencia de "potencia europea". Esta aventura devino en una enorme sangría de soldados españoles de quintas, aquellos que no habian podido pagar la "redención" que libraba de ir a la guerra. 

El mando militar español despreció la capacidad de respuesta de los insurgentes de unas cábilas rifeñas, que solo disponían de fusiles, pero conocian bien el terreno y se batían con una fiereza inusitada. Los errores estratégicos del general Fernández Silvestre, quien estableció una serie de fortificaciones o blocaos dispersos, sin crear líneas de suministro eficientes ni edificar posiciones defensivas adecuadas para presentar una sólida resistencia.

Así cuando del 21 de julio de 1921 no se pudo mantener la posición de Igueriben, Silvestre ordenó la retirada del contingente establecido en Annual (de difícil defensa) hacia una posición más defendible. Pero el implacable acoso de los hombres de Abd el-Krim, convirtió la retirada en desbandada. Y enemigo cayó sobre ellos con desmedida crueldad. No se sabe con exactitud el número de muertos españoles, pero bien pudieron ser en torno a 10.000. El general Silvestre se suicidó. 

Cuando los españoles pudieron recuperar territorio lo que encontraron fue tremendo: el terreno sembrado de cuerpos mutilados, momias con los vientres abiertos, sin ojos, sin lengua, sin nariz, sin orejas, sin testículos, violados con estacas de alambrada, las manos atadas con sus propios intestinos, sin cabeza, sin brazos, sin piernas .....

El rey Alfonso XIII, confió la solución al Directorio Militar del general Miguel Primo de Rivera, quien en 1925 dirigió personalmente el Desembarco de Alhucemas. Hacia 1926 la zona había sido pacificada, rindiéndose Abd-el-Krim en julio de 1927.

Imagen de internet: Retirada de cadáveres de españoles tras el desastre de Annual.

079
Arriado de Bandera

16 de julio. Festividad de la Virgen del Carmen, patrona de las gentes de la mar. 

La Archicofradía de Nuestra Señora del Carmen de Cartagena traslada la imagen de su titular desde la Parroquia del Carmen hasta el edificio del Palacio de Capitania General en Cartagena, para presidir el arriado de Bandera. Es recibida por el Vicario Castrense que dirige las oraciones y el canto de la Salve Marinera, antes de proceder al acto del arriado.

No son  pocas las localidades costeras de España que este día celebran esta festividad, aunque en estos momentos las directrices sanitarias hacen que muchos actos no se puedan celebrar. Pero este acto de arriado de Bandera cobra especial emotividad. 

¡Salve, Estrella de los mares!

Imagen propia: La Virgen del Carmen, en el momento de llegar frente a Capitanía General.

043
Los Urrutias

Nos situamos hoy en Los Urrutias, población ribereña del Mar Menor, perteneciente al término municipal de Cartagena, y que todos los veranos visito en más de una ocasión.

En el siglo XIX, una familia de militares de origen vasco, los Urrutia, llegan hasta este lugar, tras su implicación en las guerras carlistas, asentándose y construyendo un palacete, Villa Dolores, hoy desparecido. Esta familia dio nombre a la población emergente. 

A finales de aquel siglo XIX, en 1893, Valentín Heredia abre una posada donde se alojarían mineros de la cuenca de La Unión, quienes en su tiempo de descanso cantaban con sus guitarras para liberarse de las angustias del trabajo en la mina, forjando una tradición de cante y trovo muy arraigado en toda la comarca hasta nuestros días. Aquella posada es hoy el conocido Restaurante Valentín, regido por la misma familia Heredia.

Los Urrutias se haya actualmente en fiestas, pues desde que se reconocen como pueblo festejan a la Virgen del Carmen, bajo cuya advocación se levantó en el siglo XX, la Iglesia de Nª Sª del Carmen. Durante su construcción fue destacada la donación que hizo el rey Alfonso XIII a la misma de un precioso cáliz, elaborado a base de piedras preciosas y baño en oro. En su exterior se aprecian las representaciones de la Virgen del Rosell y la Virgen de la Arrixaca, antiguas patronas de Cartagena y Murcia.

Durante la Guerra Civil, se levantó el aeródromo de El Carmolí, que se utilizó como escuela de vuelo de alta velocidad. Uno de los modelos más famosos que se utilizó fue el conocido Polikarpov I-16, llamado "Mosca" por los republicanos y "Rata" por el bando nacional. Se trataba de un caza de fabricación soviética muy maniobrable.

Sin embargo, durante las últimas décadas del siglo XX, el pastoreo abusivo, la roturación de amplios espacios para la agricultura intensiva y la construcción sin medida, han contribuido a un deterioro medio-ambiental del que Los Urrutias es una de las poblaciones más significadas.

Imagen de internet: Iglesia de Nª Sª del Carmen de Los Urrutias.

046
´Momentos mágicos

Residir en las mismas orillas del mar, conlleva vivir a través de las aguas algunos momentos mágicos. Sin duda dos de ellos son el amanecer y el crepúsculo del día, cuando los increíbles reflejos de color sobre la superficie del agua proporcionan al alma un estado emocional absolutamente maravilloso. 

Decía Albert Einstein que "hay dos formas de ver la vida: una es creer que no existen milagros, la otra es creer que todo es un milagro". Sin embargo la experiencia de estos momentos hacen descartar la primera opción: ¡TODO ES UN MILAGRO!

Imagen propia: Crepúsculo en la playa de Mar de Cristal (Mar Menor). Tomada el sábado 3 de julio de 2021.

0811