x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscar ...
Tres minutos de color

El pasado 18 de Julio hablábamos del certamen "Cartagena Negra" a celebrar a principios de Septiembre. Pues bien, ya tenemos al vencedor del II Premio de novela: "Tres minutos de color" de Pere Cervantes.

Argumento: Coque Brox, el protagonista de la historia, es un inspector de policía de mediana edad, separado, parco en palabras, amante de todo aquello que conserve su esencia y acromatópsico, o lo que es lo mismo, percibe la vida en blanco y negro. Herido de por vida tras sufrir una pérdida irreparable, solo le alienta la lucha por recuperar el cariño de su hija adolescente. En una Barcelona en caída libre, cuyos locales de diseño no logran acallar la apremiante nostalgia de sus habitantes, investigará la violenta desaparición de Palma, amigo y compañero de profesión. Durante el tiempo que duren las pesquisas se las verá y deseará para mantener engañado a un suspicaz comisario que no lo quiere en la investigación, sufrirá los persistentes intentos de suicidio de su exmujer, y conocerá muy de cerca qué es una ECM (experiencia cercana a la muerte).

Mi crítica: Cuando iba por la página 100 de esta novela pensaba que estaba ante una novela fallida, pues teniendo los personajes y la idea argumental fuerza suficiente para hacer una muy buena novela negra, esta no terminaba de aflorar. Sin embargo el texto se va dinamizando, empiezan a ocurrir cosas que te van metiendo en la trama y entonces llega el accidente que te hace entrar en una nueva dimensión, introduciéndonos en el concepto de ECM, en un mundo tras la muerte que el autor adapta a las necesidades de la novela y permite a Coque Brox avanzar en la investigación desde un más allá, dotado de curiosas reglas, antes de que las técnicas médicas le devuelvan al mundo de los vivos.

Sin duda un toque original del autor que ha sido valorado por el jurado que ha destacado "la originalidad y la potencia de la obra y su personaje, el inspector Coque Brox, así como la capacidad de su autor para darle al género un giro novedoso que no se había visto hasta ahora". Tengo una compañera que no se explica el premio, pues ella no pasó de la página 40. Le comenté que ese fué el problema, que no pasó de la 40.

El premio será entregado en la sesión de clausura de ‘Cartagena Negra’ (8 de septiembre), a las 21’30 horas, en Míster Witt Café (C/ San Roque, s/n), dentro de los actos que pondrán fin a esta edición de las jornadas.

Imagen de internet: Pere Cervantes durante la presentación del libro en Barcelona.

035
Semana de la Huerta y el Mar

El verano es tiempo de fiestas populares. Hoy nos vamos a desplazar hastaa el municipio de Los Alcázares, ribereño del Mar Menor donde se está celebrando sus fiestas conocidas como "Semana de la Huerta y el Mar".
Se celebran desde 1972 en la vieja Rambla de la Pescadería (reconvertida en “Parque de las Peñas Huertanas” y auditorio) y supone un fraternal encuentro entre la huerta de Murcia y el Mar Menor, rememorando el histórico hermanamiento entre huertanos, campesinos y pescadores que antaño disfrutaban juntos “el novenario de los baños alrededor del día de la Virgen de agosto junto al Carril de las Palmeras”, documentado desde los inicios del siglo XVIII, cuando apenas existían casas conformando lo que sería el inicial poblado de Los Alcázares.

Así, unos sesenta carruajes llenos de huertanos salieron ayer sábado con el alba de Murcia y siguiendo un itinerario que incluye pequeños núcleos del Campo de Cartagena como La Tercia, Los Martínez del Puerto, Roldán, Dolores de Pacheco, llegaron hacia el mediodía a Los Alcázares donde fueron recibidos por el alcalde, proporcionando un refrigerio a los recién llegados y forraje y agua para las caballerias.

Unas fiestas donde folclore, gastronomía, costumbres, cultura y tradiciones, se mezclan y confunden, convirtiendo a Los Alcázares en el balcón universal desde el que la pluralidad cultural se asoma al mar.

032
Mar Mediterráneo, un oasis de vida

En verano la actividad cultural suele ser más reducida, pero siempre encontramos actividades muy interesantes. Así, en la localidad costera de San Pedro del Pinatar, podemos visitar una exposición del reconocido fotógrafo submarino Javier Murcia que bajo el título, “Mar Mediterráneo, un oasis de vida”, muestra la fauna y flora que pueblan los fondos marinos de nuestro Mar Mediterráneo.

La exposición se ubica en la sala de exposiciones temporales del Museo Municipal del Palacio Barón de Benifayó, donde se mantiene abierta hasta el 31 de agosto.

Este Palacio, de estilo neomudéjar, conocido popularmente como "Casa de la Rusa", es en realidad una réplica del Pabellón de España en la Exposición Universal de Sevilla de 1873. Fue mandado construir en 1892 por Don Julio Falcó D´Adda, Barón de Benifayó, como residencia de verano, bajo la dirección del arquitecto Lorenzo Álvarez Capra.

En la actualidad alberga el Museo Municipal de San Pedro del Pinatar, que consta de una sala de arqueología con fósiles y material de culturas prehistóricas de incalculable valor. A esta sala se suma la de etnografía, dedicada a la burguesía asentada en San Pedro del Pinatar a finales del siglo XIX con sus residencias de verano, y a las gentes más humildes que contribuyeron con su denodado esfuerzo a levantar el municipio tal y como se conoce hoy. De ahí que estén representados en el museo los principales oficios del momento: pesca, agricultura, salazones y salinera. El visitante hallará también una hermosa colección de juguetes antiguos y de material cinematográfico.

Javier Murcia colabora con diversas publicaciones  regionales y nacionales sobre naturaleza y biología marina. Ha expuesto y publicado en diferente medios y es autor de varios libros , entre ellos la “Guía de la flora y fauna submarina del Mar Menor” y “Vida bajo el Mediterráneo”. Además, sus instantáneas han sido premiadas en concursos internacionales.

Podemos recrearnos con sus fotografías, visitando su web:  http://www.javiermurcia.com.es/galleries/

Imagen de internet: Palacio Barón de Benifayò o Casa de la Rusa de San Pedro del Pinatar.

 

025

El Festival Internacional del Cante de las Minas de La Unión, es probablemente el más importante certamen de cante del mundo.
Si bien la Sección Oficial y el Concurso se centra en los distintos palos del cante jondo, las galas recogen todas las manifestaciones del cante y del baile flamenco.

Así, en la gala de ayer sábado, estuvieron en el antiguo Mercado Público de La Unión (conocido como La Catedral del Cante) Miguel Ortega y Diana Navarro que protagonizaron una noche de contrastes. La malagueña dividió su actuación en dos partes. La primera con temas de su último disco "Resiliencia" y la segunda en la que acompañada por el toque de Juan Antonio Suárez, se arrancó por mineras, tarantas o bulerías haciéndose acompañar por la voz gitana de Antonio Campos.

Y el festival continúa....

011
Molinos de Holanda

Los molinos aparecen entre la niebla en Zaandam, Países Bajos. "Llevo años soñando con estas condiciones, y finalmente llegaron", afirma el fotógrafo de Your Shot, Albert Dros. "Ser capaz de fotografiarlos en estas condiciones fue mágico".

Tradicionalmente, los molinos de viento de Holanda se han utilizado para muchos usos. Probablemente el más importante sea el drenaje del agua desde las tierras situadas bajo el nivel del mar hasta los ríos al otro lado de los diques, para poder cultivar la tierra. En el siglo catorce se utilizaban molinos de poste hueco para impulsar ruedas de palas para drenar las zonas húmedas.

Los molinos de Holanda son una visita realmente interesante. Los holandeses han restaurado muchos de los lugares históricos. Una vez al año se celebra en Holanda el "Día Nacional del Molino". Cada segundo sábado de mayo, 600 molinos de viento y de agua de todo el país abren sus puertas a los visitantes. Es una oportunidad incomparable para ver algunos de los molinos que no suelen estar abiertos al público. Una forma fantástica de admirar estos molinos es yendo en bici por la ruta de los molinos.

Imagen: Albert Dros. https://www.nationalgeographic.es/

Información: https://www.holland.com/es/turista.htm

057