x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscar ...

   Hoy os traigo el poema sobre el viejo cementerio que mi buen amigo Fernando Gil tiene publicado en su libro PUEBLO SUMERGIDO y acompaño el enlace de sonido con la versión publicada en la emisora ¡Navafría mía! un día del pasado mes de agosto.

   Espero que lo disfruteis

El viejo cemwenterio anexo a la iglesia ahora es sacramental y ya no hay enterramientos.

 

      Todavía es frecuente la imagen de los cementerios viejos adosados a la iglesia en los pueblos. Creo que fue Carlos III, quien obligó la construcción de los cementerios convenientemente alejados de la población, por razones de salubridad. En mi pueblo, como en otros muchos, el viejo quedó clausurado y según avanzaba el tiempo, nadie se ocupó de su conservación, por lo que el deterioro de sus paredes y de su puerta se fue acentuando. Las escuelas  estaban en la plaza, al lado de la iglesia, por lo que la presencia de niños en torno al cementerio viejo era habitual.


Había en mi pueblo un cementerio viejo
perdido y olvidado, al lado de la iglesia.
Sus tapias altas
siempre guardaban el secreto de las tumbas,
pero en la puerta, el tiempo y su inclemencia
fueron pudriendo algunos cuarterones,
formando ventanucos, por donde yo veía,
entre ovillos de espinos, ortigas altas
y algunas malvas locas,
cruces de hierro y placas ovaladas
con nombres y con fechas.
Después, la puerta vieja se fue desvencijando
y cedió a la calle
todos los secretos del viejo cementerio.
Alguna vez, los niños
mirábamos curiosos rompiendo aquel silencio
rotundo de los muertos.
Sus tapias, aunque altas, también iban cediendo
y al cabo las ortigas salían a la calle
de las Pozas y entraban las gallinas
y escarbaban en las tumbas
cubiertas de maleza.
En aquel cementerio olvidado y viejo
que había en mi pueblo,
a través de su puerta podrida y derribada,
la calma de los muertos
se asomaba al ajetreo diario de los vivos.


Enlace de sonido: http://www.goear.com/listen/c1e06aa/15-viejo-cementerio-fernando-gil-otros

A por tu sonrisa

Qué le da de comer a sus cerdos

Un hombre baja de su coche y se acerca al criador de cerdos:
- ¿Qué le da de comer a sus cerdos?
- Pues yo le doy las sobras de la comida, basurillas y otras inmundicias que encuentro por ahí.
- ¡Oiga, que se ha creído, debe pagar una multa de mil euros por tratar mal a los animales!
El criador se queda todo fastidiado y, al pasar un tiempo, llega otra persona que le pregunta lo mismo, y esta vez dice:
- Yo les doy salmón ahumado, entrecot a la pimienta y un postre de helado y pasas.
- ¡Oiga! ¡Soy de la Intermon Oxfam, no sabe que hay hambre en el mundo ¿o qué?, debe pagar una multa de mil euros por derrovhar en manjates con los animales !
El criador ya no sabe que hacer, pasa el tiempo, llega otro tipo y le pregunta otra vez qué comida le da a los cerdos, y dice:
- ¡Mire, yo les doy 50 € a cada uno y que se compren lo que quieran!

¡Sé feliz!


011
Última foto del fotolog de violemivi
A violemivi le gusta esto · El 06/10/2014 a las 12:26

Última foto del fotolog de violemivi
violemivi · El 06/10/2014 a las 12:27

jajajaja, muy bueno el chiste amigo @parori1965. Un saludo y feliz dia!!!

Deja ahora tu comentario...
ó conectate a miarroba y comenta con tu usuario
1000