x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Hombres y Mujeres de Valor


El Valor de la Vida


Es Cultivar Su Palabra


Con Voluntad y Obediencia

Después de la muerte de Moisés, siervo del S eñor , el S eñor habló a Josué, hijo de Nun, y ayudante de Moisés, y le dijo: «Mi siervo Moisés ha muerto. Ahora pues, levántate, cruza este Jordán, tú y todo este pueblo, a la tierra que Yo les doy a los israelitas. Todo lugar que pise la planta de su pie les he dado a ustedes, tal como dije a Moisés. Desde el desierto y este Líbano hasta el gran río, el río Éufrates, toda la tierra de los hititas hasta el mar Grande que está hacia la puesta del sol, será territorio de ustedes. Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida. Así como estuve con Moisés, estaré contigo. No te dejaré ni te abandonaré. »Sé fuerte y valiente, porque tú darás a este pueblo posesión de la tierra que juré a sus padres que les daría. Solamente sé fuerte y muy valiente. Cuídate de cumplir toda la ley que Moisés Mi siervo te mandó. No te desvíes de ella ni a la derecha ni a la izquierda, para que tengas éxito dondequiera que vayas. »Este libro de la ley no se apartará de tu boca, sino que meditarás en él día y noche, para que cuides de hacer todo lo que en él está escrito. Porque entonces harás prosperar tu camino y tendrás éxito . ¿No te lo he ordenado Yo? ¡Sé fuerte y valiente! No temas ni te acobardes, porque el S eñor tu Dios estará contigo dondequiera que vayas».

Josué 1:1-9

Hay una historia en la Biblia, sobre un hombre que era tímido, que solía servir y seguir órdenes y no tenía mucho carácter a la hora de relacionarse con las personas, este era Josué. A pesar de que era algo tímido, era muy valiente porque confiaba en Dios, y peleaba las batallas de Israel. Hasta que un día, Dios lo llamó para dirigir a Su pueblo, y Dios le dio un consejo para poder hacer bien su trabajo: “Nunca se aparte de tu boca, este libro de la ley, si no, que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces, harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien”.

Leer la Biblia es algo que me apasiona, me encanta la sorpresa que provoca cuando el Espíritu Santo habla a mi corazón. Cuando descubro algo que no sabía y más aún cuando nadie más lo descubrió y se vuelve algo tan íntimo y personal, como si fuera un secreto entre Dios y yo. Pero si tengo que ser sincera, no siempre fue así. Muchas veces no le dediqué tiempo a la escritura, me aburría, había cosas que no entendía, y la verdad, no me atraía leer la Biblia, a pesar de que crecí en el Evangelio. Empece a depender de escuchar prédicas o que alguien más me enseñe, porque no me salía sacar mis propias reflexiones. Cuando intentaba comenzar, si no sentía que Dios me había hablado, me frustraba y lo dejaba otra vez. Pero encontré herramientas que me ayudaron mucho, como por ejemplo, los planes de la Biblia en un año, los devocionales de YouVersion, los videos de Proyecto Biblia en YouTube, predicaciones, en las redes sociales hay influencers cristianos que ofrecen contenido, y la mayor herramienta entre todas estas fue la oración. También empecé a juntarme con gente que buscaba de Dios, y poco a poco fui alimentándome. Empecé a crear el hábito de leer la Biblia, marcar lo que me llamaba la atención, hacer apuntes, etc. Y con el tiempo, empezó a cambiar mi manera de pensar, de ver la vida, de sentir emociones, empece a conocer a Dios por mi propia cuenta, mi vida comenzó a ser transformada y empece a identificar en mis pensamientos, cuál es la voz de Dios, y cuál no. Empecé a escuchar la voz de Dios, a través de personas, o películas que incluso no cristianas, en una canción, en un cartel de la calle, en cualquier lugar encontraba algo, hasta que comencé también a escuchar la voz de Dios, en mi propio corazón. La clave es PERMANECER. Te desafío esta semana, a que empieces a leer un libro de la Biblia, y si sientes que Dios no te habló, seguí al día siguiente y al siguiente, y vas a ver que al final de la semana, vas a descubrir todo lo que Dios te estuvo hablando.

Enbajadores de Cristo


Amado Dios, te doy gracias porque Tú nos amas y nos hablas, enséñanos a cultivar Tu presencia todos los días en nuestra vida, y puedamos disfrutar de ver la bendición que hay en una vida caminando en Tu Presencia. En el nombre de Jesús, amén.

Espera al S eñor ; Esfuérzate y aliéntese tu corazón. Sí, espera al S eñor .

Salmo 27:14

010
Última foto del fotolog de corremundos
A corremundos le gusta esto · El 28/11/2022 a las 11:53

Deja ahora tu comentario...
ó conectate a miarroba y comenta con tu usuario
1000