x

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

Buscar ...
Tejados desde la Plaza del Marqués

   Durante este año hice un curso de formación por las mañanas, en un centro al lado de los Jardines de la Reina. Amediada la primavera, se podía ver amanecer a través de los tejados, desde la Plaza del Marqués, que está a su lado. Aproveché la circunstancia de sacar un par de fotos a primera hora de la mañana.

   (Para el visitante ocasional, despistado o bienintencionado, recordarle que estoy hablando de ubicaciones en Gijón, Asturias; ciudad natal de Jovellanos, hogar del Sporting, y con una estatua muy cuca del Rey Pelayo. Si te gusta el turismo, el fútbol y la historia, ya tienes tres puntos de interés. De nada.)

   Los edificios amarillo y azul pertenecen a dos bares-restaurante, y el rojo es un edificio administrativo del Ayuntamiento. En su parte baja hay un pasaje que comunica la Plaza del Marqués con la Plaza Mayor.

   El dibujo final es otra acuarela tamaño gnomo (10x15) y usé dos fotos, ya que en una se veían bien las nubes, pero los edificios salían oscuros, y la otra se distinguían los edificios, pero el cielo salía totalmente blanco. Problemas de hacer fotos con el enfoque automático, pero nunca tuve mucho ojo para hacerlo manual.

   Usé las fotos de modelo desde el mismo móvil, sin hacer copias de papel. Eso te ahorra dinero en impresoras, y tiene el don de la inmediatez; pero tiene el inconveniente de tocar cada poco tiempo la pantalla para que no salte la hibernación o, en su defecto, repetir el pin para volver a ver la pantalla. En fin, incómodo pero no muy molesto.
   
   Mi intención era hacer una iluminación más contrastada, pero todavía me puedo dar por satisfecho de haber hecho una segunda acuarela tres días después de la paloma, y con un tema distinto. Es un trabajo que tiene mucho de tentativo, de probar aquí y allá, aunque no se note. Una cosa que me doy cuenta con estos dibujos a acuarela es que tengo la sensación de pasar más tiempo realizando el dibujo a lápiz que el acabado a color.

000
Estatua de Shodo Shonin en Nikko

   Nikko es una ciudad japonesa, situada a unos 130 kilómetros de Tokio. En ella existen una serie de santuarios budistas, considerados por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad. El budismo fue introducido en Nikko por el legendario monje Shodo Shonin. Dejó aquí un par de enlaces para el que quiera saber un poco más:

https://www.yomundeo.com/blog/post/19/nikko
https://aetheriatravels.com/japon-guia-para-visitar-nikko/
https://sobre-japon.com/2013/04/18/shodo-shonin-y-el-puente-de-shinkyo/

   Encontré la fotografía de modelo en una revista que no se publica en kioscos, que yo sepa; Se adquiere por librerías e Internet. Se llama Eikyo, y se dedica a divulgar aspectos de la cultura y la vida japonesa. Pertenece a una tienda en Barcelona del mismo nombre, dedicada a artículos japoneses. No soy asiduo a la revista, pero la he conseguido en un par de ocasiones.

   Para mí, es una figura atrayente. Usa como peana una roca, aparentemente intacta excepto por el espacio tallado de una inscripción, que parece de bronce, como la estatua. Por lo que he visto de otras fotos, la estatua está a un lado de lo que parece una calle o carretera asfaltada, con la estatua directamente sobre la carretera, como si la roca de soporte brotase de ella.

   Aunque lo que me atrae de la estatua es su pose, realmente.  Es un monje pero, al contrario de lo que se vería en la iconografía cristiana, no aparece orante o en actitud meditativa. Más bien parece un guardián, atento a lo que tiene frente a sí. En cierto modo, parece más (a mis ojos, claro) una figura mítica. Sería curioso saber la opinión de alguién que viviese allí, ver cómo lo interpretaría.

   El dibujo lo realicé en una libreta de tamaño cuartilla, con papel de bambú. No es particularmente mejor que cualquier otro papel, pero para dibujos con lapiz o tinta está bien.

   Me centré principalmente en la estatua, y reconozco que no me metí en más detalles. Uno que hubiera sido curioso era reproducir los kanjis de la placa, pero no se veían con claridad y no conozco el idioma japonés: podría haber salido cualquier cosa. Me dieron algo de trabajo los pliegues de su túnica y, de hecho, lo tuve parado un tiempo antes de coger confianza y completarlo. Quedé razonablemente satisfecho.

000
Paloma en Sedes

 Sedes es una zona de bloques entre Carlos Marx y la Avenida de Gaspar García Laviana, que durante años yo conocía como "la zona de los Puertos", porque todas las calles tienen nombres de puertos de montaña. Durante este verano, di un paseo que me llevo hasta allí, en un jardín detrás de los colegios e institutos que hay por allí; por descansar un poco, me senté en un banco y leí un poco de un libro que llevaba. Al poco, se acercó una paloma que se posó en tierra, en el camino, a poco menos de tres metros de donde estaba. Dado que no se movía mucho, decidí aprovechar, y tratando de no hacer muchos aspavientos, saqué del bolsillo mi móvil e hice una foto. Hice otra foto de otra ave, una pega, que estaba como a 10 metros, y seguí con mi lectura. La paloma todavía quedó unos minutos más por ahí.

 Tengo un pequeño bloc de papel para acuarela, de tamaño pequeño, 10x15 cm, lo que sería el tamaño de una foto analógica en papel. Es como un taco encolado de papel, del que se despega la hoja del dibujo que haces con la misma agua de los colores que usas al pintar. Llevaba conmigo más de 9 años sin usarlo casi, por no saber qué temas de dibujo hacer en algo tan pequeño (a pesar de que yo no suelo hacer tamaños grandes, precisamente).

 Cuando hice la foto de la paloma, me lo pensé unos días, hice luego el dibujo a lápiz, me pareció bien... y lo dejé así parado. Me apetecía volver a hacer algo en color, pero llevaba tiempo sin usar acuarela, dudaba en dar el primer paso de nuevo. Finalmente, me decidí, y salió en una sesión. Estoy satisfecho, a un 90 por ciento. Más o menos.

 La antojana sobre la que andaba la paloma era de asfalto, así que no había detalles alrededor que distrayesen; por eso me limité a hacer una mancha gris a su alrededor, para poder mostrar su sombra. Hubiera preferido hacer algo mejor las plumas de sus alas, pero era mi primera ave en acuarela. Me convenció lo bastante para volver a dibujar un poco más. Los próximos días ire publicando lo siguiente. Me gustaría volver a hacer esto sobre una base semanal, o un par de veces por semana. En fín, si seguís por ahí nos vamos viendo. Hasta la próxima.

000
Pam Grier en "Jackie Brown"

   "Jackie Brown" es una película de 1997, de Quentin Tarantino, basada en una novela de Elmore Leonard (la novela se lee bien, por cierto). Hace tiempo que vi la película, pero ojeando entre mis revistas salió un número de "Dirigido Por", de hace tres años, dedicado al cine policiaco. Y ahí encontré la foto de modelo.

   Para no reventar mucho la historia, decir que trata sobre vidas detenidas y segundas oportunidades. En la película, Jackie Brown, interpretada por Pam Grier, ve su vida pasar sin muchos alicientes. De repente, se ve obligada a tratar con una situación que podría arreglarlo todo, o matarla. Aparecen por ahí Samuel L. Jackson, Robert De Niro, Michael Keaton, Bridget Fonda y Robert Forster, que interpreta a un agente de fianzas; entre él y Jackie Brown se produce cierta atracción.

   Pam Grier se hizo conocida en los años 70, con el auge de la blaxplotation, y luego pasó a ser una actriz de carácter que ha aparecido en varias series, y películas como Fort Apache ó Mars Attacks. Sigue en activo: lo último que sale en Imdb es una serie llamada "Bless this Mess", por las fotos parece una comedia. Que yo sepa, "Jackie Brown" ha sido su último papel como protagonista, y lo obtuvo por un empeño personal de Tarantino, que es admirador del genero blaxplotation. Aquí me podría poner literario sobre su interpretación, pero siendo sinceros, no pasaría de ser: "pues a mí me ha gustado, oye". Vamos, que lo hizo muy bien.

   No tengo claro a qué escena pertenece esta imagen, porque hay varias en ésta pelicula que pasan en el interior de un coche. La dibujé en un block de tamaño cuartilla, de papel Bristol. El papel Bristol se usa para dibujos de tinta china, y suelen usarlo bastante en el comic, así que tenía curiosidad. Admite bien la tinta. He vuelto a usar la técnica de pincel seco para dar textura, y usado un filtro de Gimp para crear tramados de puntos. Me ha quedado un poco más basto que el dibujo anterior, y hasta he tenido que usar témpera para corregir; pero lo curioso es que he podido sacarle el parecido y la expresión, las dos cosas.

000
"Podría llover" - Gene Wilder y Marty Feldman

 Mi anterior artículo empezó con una cita de la película "El Jovencito Frankenstein"; este dibujo está basado en la escena de dicha cita, en la que Fredrick Frankenstein e Igor (Gene Wiler y Marty Feldman, respectivamente), desentierran un cadáver. Hay un canal por cable que la ha emitido por lo menos unas 3 ó 4 veces desde Marzo, y aunque ya no la veo entera, cuando me aparece zapeando siempre acabo viendo unas cuantas escenas; me alegra la vida.

 La película, dirigida por Mel Brooks sobre un guión suyo y de Gene Wilder, es una parodia de las viejas películas de terror de la Universal; al mismo tiempo, es un homenaje, que se refleja en su misma fotografía, en blanco y negro, y en el uso que se da al escenario: en el momento del rodaje, todavía se conservaban los escenarios originales del "Frankenstein" de James Whale (que convirtió en un mito a Boris Karloff con su interpretación del monstruo), y se aprovecharon para esta historia. No hay mucho que pueda decir sobre esta película, salvo que me parece francamente recomendable, el guión es un conjunto de escenas cómicas muy bien hiladas, mantiene un buen ritmo, y sus intérpretes están geniales.

 El dibujo esta hecho en una cartulina, a tinta china, con un pincel para acuarela redondo del 2 y una plumilla.... no sé, de su padre y de su madre. Llevo años con ella y probablemente la haya conseguido en los saldos de una librería. Pero se queda conmigo hasta que se rompan las puntas. Ya hacía tiempo que no usaba la tinta china, y tenía ganas.

 El parecido con los actores es escaso, sobre todo en el caso de Gene Wilder, pero me vale, me interesaba la escena en su conjunto (eso, y que soy consciente de que mi habilidad da lo que puede, sin más). Las manchas de grises están hechas con el pincel seco, cuando se agota la tinta. Y puse una textura de lienzo a la cripta que hay a sus espaldas mediante el programa de retoque fotográfico Gimp, para darle un poco de ambiente.

000